¿Qué es más veloz, un SEAT Arosa o un BMW M5? La respuesta parece obvia, hasta que descubres que el urbano español tiene 550 CV bajo el capó.

Cuando un BMW M5 2018 se presenta en una 'drag race', espera encontrarse con un rival a su altura. Como un Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+, por ejemplo. Sin embargo, en esta ocasión, los responsables de la revista Autocar han decidido enfrentarlo a un curioso urbano: un SEAT Arosa, con motor de ciclo diésel.  

Sobre el papel, el enfrentamiento resulta claramente desigual. Pero el increíble humo negro que expulsa el modelo español deja claro que no es un automóvil convencional. Y te aseguramos que no exageramos un ápice con esta afirmación, teniendo en cuenta que desarrolla 550 CV de potencia, un par máximo de 880 Nm y que tan solo pesa 800 kilos. 

Enfrente tiene a todo un BMW M5 2018 dotado de un propulsor 4.4 V8 biturbo, con 600 CV de potencia y 750 Nm de par máximo, que se transmiten al suelo a través de la transmisión automática con convertidor de par M Steptronic, de ocho velocidades, y al sistema de tracción total M xDrive. Eso sí, con 1.930 kilos, pesa más del doble que su oponente. 

BMW M5 2018, más información:

Este SEAT es un rayo...

En los primeros compases de la carrera, el BMW M5 2018 gana unos metros de ventaja sobre el Arosa. Su sistema de tracción total y la mencionada transmisión automática le ayudan a arrancar con la máxima eficacia desde parado. De hecho, este BMW es capaz de acelerar de 0 100 km/h en 3,4 segundos y de alcanzar 160 km/h en 7,6; maniobra en la que su humeante oponente español invierte 5,0 y 8,2 segundos, respectivamente.

Sin embargo, la ventaja del germano no dura mucho más allá del impulso inicial. De hecho, el SEAT lo fulmina, literalmente: con un registro de 11,5 segundos, en el cuarto de milla (402 metros), y de 17,65 segundos, en la media milla (804 metros), resulta 0,9 y 0,4 segundos más rápido que su oponente.

Tal vez te parezca una ventaja insignificante, pero te aseguramos que tan solo los mejores superdeportivos pueden batir a un BMW M5 2018, cuando se trata de acelerar a fondo.

Fuente: Autocar, via YouTube

Gallery: BMW M5 2018: primera prueba