El CEO de McLaren, Zak Brown, ha reconocido que el MCL33 tiene menos bondades aerodinámicas que el monoplaza de 2017 y que les llevará tiempo volver a ganar.

Silverstone (Gran Bretaña).- El equipo anunció este miércoles una reestructuración de su directiva, que incluyó la dimisión de Eric Boullier, tras la decepcionante temporada de McLaren.

Los de Woking cayeron al sexto puesto en el Mundial de Constructores tras el GP de Austria, después de tener varios problemas debido al déficit de carga aerodinámica. 

"No tenemos el mismo nivel de carga que teníamos el año pasado", reconoció Brown en Silverstone. "Por lo que hemos identificado, en este área, nuestro coche es más débil que el anterior. ¿Teníamos el mejor chasis el año pasado? No, definitivamente no".

"¿Posiblemente teníamos un chasis mejor? Creo que debido a todas las diferentes variables sería complicado de responder directamente sí o no, pero sabemos que tenemos menos carga este año". 

McLaren F1 2018: crisis de resultados

Aunque los cambios en el equipo, que incluyen la llegada de Gil de Ferran como director deportivo, la promoción de Andrea Stella como director de rendimiento y la responsabilidad general del apartado técnico que ahora tiene Simon Roberts, se han hecho con efecto inmediato, su impronta se dejará ver a largo plazo. 

Brown no dio ninguna fecha límite de cuándo espera que McLaren vuelva a la cabeza, pero dijo que llevará años.

"Esto va a llevar algún tiempo, por lo que creo que estamos a años de lograrlo aún", dijo Brown. "No sé si serán dos, 10 o algo intermedio. Probablemente será algo entre medias, pero no quiero hacer predicciones. Tenemos que ser muy realistas y sinceros con nosotros mismos, con nuestros fans, para decir que será un largo viaje, así que creo que todo el mundo necesita aceptar eso".

McLaren F1 2018: crisis de resultados

Brown dejó la puerta abierta a más cambios, como inicio de un proceso para llevar a McLaren de vuelta a la cabeza.  

"Ayer fue el comienzo de este viaje. No hemos acabado. Estamos trabajando para desarrollar un equipo de carreras más rápido y un coche más veloz, por lo que no analizaría lo que anunciamos como algo acabado. Es el punto de partida".  

Brown no quiso marcar un objetivo firme para el resto del año, pero insistió en que el equipo no ha renunciado al cuarto puesto en el Mundial.

"Estamos en una gran lucha por el cuarto, quinto, sexto y séptimo puesto, pero está todo muy apretado. No quiero hacer predicciones, ya que nos han metido en aprietos en el pasado y no quiero repetir algunos errores que ya hemos cometido. Lo que me gustaría hacer, y vamos a hacer, es luchar como locos por el cuarto puesto". 

Otras noticias relacionadas:

Fuente: Motorsport.com

Galería: Mclaren F1 2018: crisis de resultados