Un año más, llega el festival Wheels&Waves a Biarritz, donde BMW Motorrad tendrá un papel destacado.

Del 14 al 17 de junio, Biarritz será la sede de una nueva edición del Wheels&Waves, donde motoristas y surferos se unen para compartir su pasión por las motos y cabalgar las olas del mar Cantábrico.

BMW Motorrad Wheels & Waves Biarritz 2018

Un festival que crece desde su arranque en 2012

Este evento, que se celebra año tras año desde 2012, está cobrando cada vez más popularidad en toda Europa. En cuanto a la faceta motociclista, se centra en motos custom, extrañas joyas y extravagantes piezas especiales de la historia de la moto.

BMW Motorrad Wheels & Waves Biarritz 2018

La carpa BMW Motorrad Classic exhibirá motos de distintas épocas

La línea Classic de BMW Motorrad participa en este festival por primera vez con el nombre BMW Motorrad Classic y la firma bávara montará una carpa de exhibición con un diseño histórico para adaptarse a la ocasión. Los stands están confeccionados con una imagen 'vintage' y exhibirán motos de competición de distintas épocas. Se trata de unidades que incorporan innovaciones tecnológicas pioneras, éxitos impresionantes en competición, espectaculares construcciones personalizadas o configuraciones especiales.

BMW Motorrad Classic también se suma a la exposición Art Ride del festival con vehículos extraordinarios, como la BMW R 5 Hommage de exposición y su histórico modelo, la BMW R 5 deportiva, presentada en 1936, y la BMW WR 750 Kompressor que marcó el récord del mundo. Otros modelos que estarán expuestos son la BMW R 67/2 ISDT y la BMW R 50 Zabrocky, dos motos especialmente impresionantes que demuestra que la personalización tiene una larga tradición entre los aficionados a BMW Motorrad.

BMW Motorrad Wheels & Waves Biarritz 2018

BMW Motorrad también participará en las carreras del Wheels&Waves

Una BMW R 57 y una BMW R 5 estarán en la línea de salida de la carrera Punk’s Peak, que representa especialmente las deportivas de la categoría de 500 de antes de la guerra. La presentación de los modelos históricos de BMW sobre dos, tres y cuatro ruedas con motores bóxer será especialmente interesante. Este tipo de cilindrada, que casi no necesita mantenimiento y resiste la velocidad, se utilizó en la primera moto de competición después de la guerra, la BMW RS 54.

En 1955, el piloto de BMW, Wilhelm Noll, consiguió un récord del mundo de 280,20 km/h con su combinación con sidecar gracias a la potencia del motor vertical.

Lee otras noticias de BMW Motorrad en Motor1.com:

Galería: BMW Motorrad Wheels & Waves Biarritz 2018