Los inconvenientes de los últimos meses para contar con un recorrido de más de un país, en la edición 2019, ha hecho que ASO vuelva su mirada hacia el continente africano.

El regreso de África al Dakar ha parecido una utopía imposible en los últimos 10 años, desde que en 2008 se cancelase el recorrido que debía llevar a los competidores entre Lisboa y Dakar, a lo largo de 15 etapas. El trayecto hubiera pasado por Portugal, España, Marruecos, Mauritania y Senegal. 

La complicada situación política de la región y la inestabilidad causada por el grupo terrorista Al Qaeda primero, y el autoproclamado Estado Islámico más recientemente, hacían imposible el retorno de la carrera. Hasta los últimos meses.

ASO, empresa organizadora del Dakar, se ha visto contra las cuerdas tras contar solo con Perú para la 41ª edición del próximo mes de enero, después de la negativa de Chile, Bolivia y Argentina a acoger el rally. Por este motivo, Etienne Lavigne y su equipo comenzaron hace algunos meses a tantear a ciertos gobiernos africanos sobre un posible regreso a casa.

Dakar 2018: Carlos Sainz y Lucas Cruz

En una entrevista telefónica con Motorsport.com, Lavigne respondió contundentemente a la pregunta de si se han planteado volver a África tras los recientes inconvenientes: “Sí, sí. Te puedes imaginar que, con el contexto de este año, es una necesidad para nosotros pensar en otros lugares de trabajo, otras geografías, porque no podemos mantenernos en una situación de sufrir por decisiones que no podemos controlar”.

“Hemos empezado desde hace varios meses un trabajo para tomar contactos en otros países como Argelia, por ejemplo, o Angola y Namibia. Hemos hecho varios viajes a Argelia para reunirnos con los responsables políticos y sabemos que hay una voluntad de organizar un evento de este tipo”, desvela el directivo francés.

“No podemos permitirnos esta situación, porque somos el actor principal de la disciplina desde hace 40 años; el Dakar es el rally más grande del mundo y el más importante en todos los niveles. Por eso, necesitamos planear un futuro, ya que tenemos una responsabilidad, no solamente con el negocio de ASO, sino con toda la disciplina en general. Todos los equipos, preparadores y pilotos esperan cada año tener un Dakar atractivo e interesante. Por eso hay que pensar en otros países para las próximas ediciones”.

Dakar 2018: etapa 10, victoria de Peterhansel

El Dakar se ha celebrado desde 2009 en Sudamérica, después de cancelar el día antes de la salida la edición de 2008, tras el asesinato una semana antes de cinco turistas franceses en la ciudad mauritana de Aleg, a 250 kilómetros al este de la capital, Nouakchott. 

La última vez que pasó por Argelia fue en 1993 –edición dirigida por Gilbert Sabine, padre del mítico creador de la carrera, antes de venderla al grupo Amaury y en la que menos vehículos llegaron a meta, 67–, cuando el país norteafricano albergó seis etapas y la jornada de descanso. Un año antes, fue la única vez que el Dakar pasó por Angola y Namibia antes de acabar en Ciudad del Cabo (Sudáfrica). 

Otras noticias del rally Dakar:

Fuente: Motorsport.com

Galería: Dakar 2018: Carlos Sainz y Lucas Cruz