Aunque no te lo creas, la caravana de coches de juguete consiguió remolcar al todoterreno norteamericano.

Si eres asiduo a las redes sociales, seguro que habrás visto multitud de vídeos en YouTube de dudosa veracidad. Sin embargo, en muchas ocasiones, algunos de ellos son verdaderos, por extraños que parezcan. Ese es el caso que nos ocupa, en el que puedes ver a varios coches de radiocontrol remolcando a un Jeep Grand Cherokee, de tamaño real.

La estrella en esta grabación es una veterana unidad del conocido todoterreno norteamericano. Suponemos que es un modelo del año 2003, debido a sus enormes faros y la posición de los antiniebla. De todos modos, el estado de conservación no es muy bueno y parece que está esperando a ser remolcado por la enorme caravana de coches teledirigidos del fabricante Traxxas.

Toyota Hilux and Tamiya Bruiser

Un todoterreno tirado por nueve coches de juguete

Para empezar, el Grand Cherokee de 2003 pesa alrededor de 1.815 kilos, aunque los autores del vídeo intentaron rebajar el peso del automóvil. En cualquier caso, nos falta información sobre los modelos de radiocontrol exactos que han sido utilizados. Poco importa, sinceramente, ya que lo único que nos interesa es saber si el reto se cumple y los pequeños coches de juguete son capaces de mover al veterano Jeep.

Ya te advertimos que te puedes saltar la primera parte del vídeo e ir, directamente, al minuto 7'35". En ese momento, podemos apreciar el lento movimiento del viejo Grand Cherokee, tirado por los nueve coches Traxxas de radiocontrol. Al principio, es normal dudar sobre la veracidad del momento, pero después, tras comprobar que no hay nadie empujando por detrás del Jeep, comprenderás que los pequeños coches propulsados por motores eléctricos tienen la suficiente potencia como para hacerlo.

En realidad, esta no es la primera vez que hemos visto cómo modelos de radiocontrol remolcan uno real. De hecho, el fabricante de automóviles de juguete Tamiya se asoció con Toyota UK para que varios de sus Bruiser (una reproducción a escala 1/10 del Hilux verdadero) tiraran del pick-up de Toyota a tamaño real.

De hecho, la galería de imágenes que acompaña a este artículo muestra varias fases de la proeza. Para conseguirlo, la filial británica de Toyota llevó a cabo una campaña, denominada 'Little and LARGE', que sirvió de promoción para el todoterreno japonés.

Otras noticias curiosas en Motor1.com:

Tamiya Bruiser frente a Toyota Hilux