Es un enfrentamiento ilógico, pero divertido.

De los creadores del Devel Sixteen, hoy os traemos el Devel Sixty, un modelo de nombre parecido, pero de planteamiento totalmente diferente. Básicamente, se trata de una tanqueta de seis ruedas con un diseño tan poderoso que hace que modelos como el Mercedes-AMG G 63 6x6 parezcan mundanos. Y ya que estamos hablando de Mercedes-AMG, ¿crees que un GT S podría batir a este Devel en una carrera de aceleración?

Antes de nada, lo más justo sería echar un vistazo a las especificaciones técnicas de este 'angelito'. Porque, bajo esa carrocería de aspecto apocalíptico, se encuentra un gigante motor V8, de ciclo diésel, con 6,75 litros de cilindrada y 720 CV de potencia, que desarrolla 1.000 Nm de par máximo. De acuerdo, parece abrumador, pero el Devel Sixty presentado en el vídeo es el modelo de acceso a la gama, ya que por encima se sitúa una versión más potente con 1.500 CV.  

Mercedes-AMG GT S: más pequeño, pero matón

Enfrente, hay un superdeportivo que no necesita presentación: el Mercedes-AMG GT S, dotado de un motor de gasolina 4.0 V8 biturbo, de 522 CV670 Nm de par. Sobre el papel, este Mercedes-AMG parece un modelo mucho más rápido, al ser más ligero (1.645 kilos) y aerodinámico que su oponente, del que desconocemos su peso en báscula... aunque sus ruedas de 40 pulgadas dan a entender que no es un modelo precisamente liviano.

Así que parece que el Mercedes-AMG GT S, de 170.900 euros, debería salir victorioso, gracias a una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 3,7 segundos; maniobra para la que el Devel Sixty, con un precio de 450.000 euros, necesita 5,8 segundos. Sin embargo, lo mejor será que veas el vídeo que enfrenta a ambos modelos para que salgas de dudas. Tal vez te sorprenda...

También te podría interesar:

Mercedes-AMG GT S Roadster 2018