Puedes alquilarlos y subirte a ellos... como copiloto.

¿Quién no ha soñado alguna vez con viajar a Nürburgring-Nordschleife y completar su trazado? Jaguar te propone esa opción... en el asiento de la derecha. Eso sí, a bordo de dos vehículos majestuosos: el F-TYPE SVR y el XJR575, ambos dotados de un motor 5.0 V8, sobrealimentado por un compresor volumétrico, que entrega 575 CV. Sin duda, son dos 'taxis' verdaderamente especiales... 

Esta experiencia no es nueva para la marca británica pues, en años anteriores, ha ofrecido este mismo servicio con otros vehículos de altas prestaciones. Igualmente, firmas como BMW, Porsche e incluso McLaren también disponen de automóviles de alquiler en el mítico trazado alemán.  

Seguro que te estás preguntando quién está a los dos mandos de los dos Jaguar. La respuesta oficial es "conductores profesionales, elegidos tras una minuciosa selección". Ante todo, la firma Premium busca la máxima seguridad durante los 20,8 kilómetros de pista y sus desafiantes 73 curvas

Jaguar F-TYPE SVR en Nürburgring
Jaguar XJR575 en Nürburgring

El cliente que desee viajar al límite podrá hacerlo. Si, por el contrario, el interesado no quiere excesivas subidas de adrenalina, el conductor se adecuará al ritmo elegido por el copiloto. El objetivo es disfrutar, sea cual sea la velocidad.

Una cámara de alta definición incorporada en los coches registrará toda la vuelta. De este modo, los que contraten el servicio podrán recordar la experiencia en cualquier momento... tranquilamente en su hogar. Independientemente del automóvil elegido, el viaje cuesta 199 euros. Esta tarifa incluye información previa, o briefing, de seguridad, y la posibilidad de incluir pasajeros traseros en el caso del XJR575.

Los dos 'felinos' sobrealimentados estarán en el 'Infierno Verde' hasta el próximo mes de noviembre. Una última advertencia: los menores de 18 años no podrán disfrutar de esta experiencia. ¿Ya estás pensando en ir allí aprovechando las vacaciones de verano?

También te podría interesar:

Galería: Jaguar F-TYPE SVR y XJR575: copilotaje en Nürburgring