Probablemente, se trate del SUV más lujoso del mundo...

Aunque no ha sido una sorpresa completa, dado que hemos podido verlo circulando por todo el mundo (camuflado, eso sí), de la mano de National Geographic, por fin hemos podido conocer el aspecto definitivo del Rolls-Royce Cullinan 2018.

Sí, aunque parezca llamativo, es un Rolls-Royce todocamino. Y, aunque sigue siendo difícil acostumbrarse a algo así, tras el lanzamiento en el pasado del Bentley Bentayga, ya casi nada nos sorprende. 

Según la firma británica, el Cullinan 2018 es el SUV más lujoso del mercado (¿qué opinarán en Bentley al respecto?), que permitirá a todo aquel que viaje a bordo disfrutar de la ya legendaria sensación de confort de la firma sobre el asfalto... añadiendo el valor adicional de poder circular, ostentosamente, por pistas y caminos en buen estado. 

¿Tienes curiosidad por saber de dónde viene su nombre? Seguro que te hará gracia saber que Cullinan hace referencia al diamante en bruto más grande de la historia, que fue descubierto en Sudáfrica, en 1905. 

Rolls-Royce Cullinan

Imagen de familia

Desde el punto de vista estético, el Cullinan no es ninguna sorpresa. Más allá de todas las fotos espía y recreaciones de las que hemos disfrutado en los últimos meses, que nos daban una idea bastante fidedigna de la realidad, la imagen del todocamino sigue la línea marcada por el opulento Phantom.

Algo que se percibe, con claridad, en la zona frontal, que cuenta con elementos genéticamente similares, como los faros rectangulares o la prominente parrilla, sobre la que se ubica la ya célebre figura del 'Espíritu del éxtasis'. Eso sí, a diferencia de lo que sucede en esa zona, la zaga no tiene antecedentes conocidos en la marca.

Con la cinta métrica en la mano, comprobamos que el Rolls-Royce Cullinan 2018 alcanza los 5,34 metros de largo, por 2,16 de ancho. Si lo comparamos con su rival directo, lo cierto es que resulta más imponente que el Bentayga, que debe conformarse con 5,16 metros de largo y 1,99 de ancho.

Rolls-Royce Cullinan

Por dentro, es un auténtico Rolls-Royce

El interior del Rolls-Royce Cullinan 2018 está a la altura de las expectativas. Dependiendo de la versión, la banqueta trasera puede ser reemplazada por dos asientos individuales, de cara a viajar con el confort propio de un auténtico rey. Por supuesto, las puertas traseras del Cullinan se abren de forma opuesta a lo habitual, lo que facilita el acceso de los pasajeros.

Por otra parte, también cabe señalar que, a la hora de acceder en parado, la altura libre al suelo se reduce en 40 milímetros, gracias a la acción de la suspensión neumática, para que los pasajeros puedan entrar con facilidad. Una vez acomodados, el conjunto vuelve a su posición habitual, antes de iniciar la marcha.

Rolls-Royce Cullinan

Respecto al diseño interior, debemos decir que es realmente parecido al Phantom. Además de materiales tremendamente lujosos, observamos el mismo volante, una consola central ligeramente retocada, una instrumentación digital y un salpicadero levemente curvado. 

¿Y la habitabilidad? Pues parece ser que los ingenieros de Rolls-Royce querían un SUV espacioso, en el que los pasajeros pudieran llevar consigo todo su equipaje. Algo que se consigue, en parte, gracias a un maletero que oscila entre los 560 y los 600 litros de capacidad. 

Rolls-Royce Cullinan
Rolls-Royce Cullinan

Una mecánica avanzada

El SUV británico se basa en la plataforma "Architecture of Luxury", una ostentosa denominación que ya descubrimos en el último Phantom. En esencia, sobre ella podemos decir que está construida en aluminio, por lo que, además de ofrecer una gran modularidad, también permite reducir el peso del conjunto. Eso sí, en este aspecto el Cullinan tampoco es ningún referente, ya que declara un dato de 2.660 kilos en vacío. 

Afortunadamente, bajo el capó se opta por una opción poderosa, el conocido motor V12 de gasolina, con 6,75 litros de cilindrada y dos turbocompresores, que desarrolla 571 CV de potencia y 850 Nm de par máximo. A priori, parece suficiente para mover un coche de esta categoría. Eso sí, por el momento, la firma no ha aportado datos sobre prestaciones. Puede ser que estén pensando más en otros aspectos, como la comodidad o las cualidades camperas...

Rolls-Royce Cullinan
Rolls-Royce Cullinan

Porque como buen SUV, el Rolls-Royce Cullinan 2018 cuenta con algunos aliados a la hora de salir del asfalto. Además de la mencionada suspensión neumática y de un esquema de tracción total, incorpora un sistema de visión periférica, un control de descenso de pendientes y un modo Off Road.

Por supuesto, también cuenta con lo último en tecnología para circular por carretera, como dirección a las cuatro ruedas, control de velocidad de crucero adataptivo, sistemas de frenada de emergencia automática con detección de peatones y de visión nocturna...

El precio de este rompedor modelo aún no ha sido anunciado para nuestro mercado. Aunque, si te sirve de referencia, en Estados Unidos arrancará en los 325.000 dólares (unos 274.000 euros, al cambio). Casi nada...

Más noticias sobre Rolls-Royce:

Galería: Rolls-Royce Cullinan 2018