El Toyota #8 aguantó la remontada de su coche hermano, con Alonso al volante, para llevarse el primer triunfo de la temporada. El Rebellion #1 completó el podio y G-Drive se impuso en LMP2.

#8 Toyota Gazoo Racing Toyota TS050: Sébastien Buemi, Kazuki Nakajima, Fernando Alonso
(DISFRUTA DE MÁS FOTOS AL FINAL DE LA CRÓNICA)

El Toyota #8 partía desde la pole con una vuelta de ventaja sobre su coche hermano #7 tras la descalificación del sábado. Y así, con su único rival doblado, Buemi, Alonso y Nakajima solo tenían que gestionar la diferencia para llevar el coche hasta la bandera a cuadros.

Y lo hicieron. Dos safety car en la primera mitad de carrera permitieron al otro Toyota acercarse, alcanzar la segunda posición y desdoblarse, pero la distancia parecía insalvable. Sin embargo, a poco más de una hora para el final, un fuerte accidente del #17 de SMP Racing que luchaba por el podio, hizo que apareciera de nuevo el coche de seguridad.

Alonso, que hizo el segundo y el último stint, estaba al volante del #8 en ese momento con el #7 de Conway a pocos segundos. Su rival era más rápido y llegó a alcanzarle. Fernando cogió aire con la última parada pero, aunque Conway volvió a pegarse a su zaga, ambos redujeron el ritmo al final y no hubo duelo entre los Toyota: El bicampeón del mundo llevó al #8 a la bandera a cuadros, sumando su primera victoria en el WEC el día de su debut.

Top 10 de las 6 Horas de Spa del WEC 2018 (aquí clasificación completa)

Cla#PilotosCocheCatVTiempoGap PitsPuntos
1 8 spain Fernando Alonso 
japan Kazuki Nakajima 
switzerland Sebastien Buemi 
Toyota TS050 Hybrid LMP1 163 -     9  
2 7 japan Kamui Kobayashi 
united_kingdom Mike Conway 
argentina Jose Maria Lopez 
Toyota TS050 Hybrid LMP1 163 1.444 1.444 1.444 8  
3 1 germany Andre Lotterer 
brazil Bruno Senna 
switzerland Neel Jani 
Rebellion R13 LMP1 161 2 laps 2 vueltas 2 vueltas 9  
4 3 switzerland Mathias Beche 
france Thomas Laurent 
united_states Gustavo Menezes 
Rebellion R13 LMP1 161 41.250 2 vueltas 39.250 9  
5 4 united_kingdom Oliver Webb 
austria Dominik Kraihamer 
france Tom Dillmann 
ENSO CLM P1/01 LMP1 158 5 laps 5 vueltas 3 vueltas 10  
6 11 russia Vitaly Petrov 
russia Mikhail Aleshin 
BR Engineering BR1 LMP1 158 1'54.128 5 vueltas 1'49.128 10  
7 26 france Jean-Eric Vergne 
russia Roman Rusinov 
france Andrea Pizzitola 
Oreca 07 LMP2 156 7 laps 7 vueltas 2 vueltas 8  
8 38 china Ho-Pin Tung 
monaco Stéphane Richelmi 
france Gabriel Aubry 
Oreca 07 LMP2 156 21.714 7 vueltas 14.714 8  
9 36 france Nicolas Lapierre 
france Pierre Thiriet 
brazil André Negrao 
Alpine A470 LMP2 156 55.737 7 vueltas 34.023 9  
10 37 malaysia Nabil Jeffri 
Weiron Tan 
malaysia Jazeman Jaafar 
Oreca 07 LMP2 155 8 laps 8 vueltas 1 vuelta 8

Disfruta a continuación del resumen de la carrera hora a hora con especial atención a las categorías de prototipos.

Primera hora: Toyota domina y el #7 remonta hasta los LMP1

Sebastien Buemi fue el piloto que hizo el primer stint de la carrera en el TS050 #8 que salía desde la pole. Ese coche, a priori, tenía un solo rival, el otro Toyota (el #7), que con Conway al volante salía desde el pitlane y con una vuelta perdida, obligado a remontar.

Buemi no tuvo problemas para mantener el liderato tras la salida lanzada, aunque los Rebellion al principio atacaron mucho y el #1 estuvo cerca de tocar al Toyota en varias frenadas. Con solo dos minutos de prueba, el Porsche 911 #86 sufrió un accidente y eso hizo aparecer el safety car. El #8 salió a pista con una vuelta perdida y se puso a la cola del pelotón.

Transcurridos 40 minutos, Toyota fue el primer en aparecer por boxes con el #8 de Buemi, y los equipos privados los imitaron, haciendo Rebellion, segundo y tercero, una parada doble en la misma vuelta. ByKolles también entró y no fue el pitstop más limpio: salió fuego de los escapes, aunque los mecánicos pudieron apagarlo y el coche siguió la marcha. El #7 seguía su remontada y, tras parar, se puso sexto, ya por delante de todos los LMP2 y del #11 de SMP Racing de LMP1.

Segunda hora: un Safety Car provoca movimientos y Alonso sale a pista

Pasada la primera hora, el Ford GT #67 de Ticknell sufrió un accidente en la misma zona en la que el sábado Pietro Fittipaldi se fracturó las dos piernas el sábado y de nuevo apareció el coche de seguridad. Afortunadamente el piloto salió por su propio pie. Los líderes en ese momento eran el #8 de Toyota en LMP1, el #29 Dallara en LMP2, el #51 Ferrari en GTE-Pro y el Porsche #77 en GTE-Am.

 

El líder de LMP2 sufrió un problema y tuvo que entrar en el box, dejando el liderato en manos del DragonSpeed de Maldonado. El #7 de Toyota se puso quinto pero seguía con vuelta perdida respecto al #8, los Rebellion y el SMP Racing #17 y, mientras el coche de seguridad estaba en pista, no podía remontar para desdoblarse al menos de los privados de LMP1.

Aprovechando que el Safety Car estuvo mucho tiempo en pista mientras los comisarios reparaban las protecciones, Toyota cambió a sus pilotos y, con 4:40 para el final, Alonso hizo su debut en una carrera del WEC.

Cuando se relanzó la carrera, Alonso no opuso mucha resistencia a que Kobayashi le adelantara y se desdoblara, pasando el japonés a estar en la vuelta del líder, quinto, y buscando remontar hasta el podio.

Tercera hora: Alonso mantiene el sólido liderato y el #8 da el susto

Un nuevo accidente (del Porsche #86) hizo pensar que podría aparecer el coche de seguridad, aunque dirección de carrera prefirió establecer periodo de banderas amarillas en todo el circuito, por lo que el #7 no recuperaba la distancia con Alonso. Los Rebellion aprovecharon para hacer una parada doble y en un despiste llegaron a tocarse levemente entre ellos a la entrada al pitlane.

Ambos Toyota entraron en boxes y los mecánicos modificaron el alerón trasero del #8 de Alonso, que pasó a sentirse más cómodo a partir de ahí. Mantuvo lejos al Rebellion de Bruno Senna mientras Kobayashi aprovechaba la parada de ambos Rebellion para ponerse momentáneamente segundo, a 1:50 del líder.

Con tres horas y cuarto para el final, Toyota paró a sus dos prototipos y Alonso se bajó del TS050, dejando su puesto a Nakajima. El #7 no cambió de piloto y volvió a la caza de los Rebellion. Nakajima informó de que no le habían apretado bien el cinturón y tuvo que hacer una parada no planeada, aunque los mecánicos lograron ajustarlo y perdió pocos segundos, manteniendo el liderato pese a un trompo que se marcó poco después.

Cuarta hora: Kobayashi se pone segundo y Nakajima aguanta

Justo cuando la carrera llegaba a su ecuador, Kobayashi daba cuenta del Rebellion #1 para colocarse segundo. El #3 de Rebellion pasó a su compañero después de que el equipo les diera permiso para "competir sin tocarse". Sin embargo, los Rebellion seguían siendo competitivos y a Kobayashi le costó distanciarse con neumáticos viejos (había parado una vez menos).

 

A falta de 2:34, al fin el japonés dejó su puesto a Pechito López, aunque había caído a más de un minuto. El ritmo se mantuvo, aunque el argentino logró bajar a 58 segundos justo cuando la carrera entraba en sus dos últimas horas. En LMP2, el #26 de G-Drive seguía cómodamente primero e incluso estaba en la general por delante del LMP1 #11 de SMP Racing. La emoción, como casi toda la prueba, seguía en GT, donde el Porsche #91 lideraba sobre el Ford Ganassi #66.

Quinta hora: nada cambia entre los Toyota pero sí en la lucha por el podio

La diferencia entre los Toyota se mantenía y, sin la aparición del coche de seguridad, la remontada del #7 se hacía imposible. Sin embargo, el SMP Racing #17 se coló tercero y mantuvo una lucha con el Rebellion #3 por la plaza restante del podio. El Rebellion, con Laurent en el coche, aprovechó que el SMP se encontró delante a un Porsche GT y le robó el tercer lugar.

A falta de 1:12, Nakajima entraba en boxes y dejaba el volante a Fernando Alonso, que se subía para hacer el último stint.

Última hora: un Safety Car da emoción... pero sin lucha

El #17 de SMP sufrió un fuerte accidente a manos de Isaakyan en la zona de Eau Rouge mientras luchaba por el podio y obligó a salir al coche de seguridad. Eso agrupó el grupo y Conway, con el #7, se pudo acercar a Alonso, a muy pocos segundos y con cinco coches entre medias.

Ambos tuvieron que gestionar el tráfico y a falta de media hora Alonso tuvo un momento de dudas con nada menos que seis rivales delante de él. Casi se toca con un GT y Conway aprovechó para pegarse a él, aunque en ese instante el #7 hizo una parada en boxes y el asturiano pudo coger aire.

Alonso paró una vuelta después y, cuando volvió a pista, tenía nada menos que siete segundos de ventaja. Sin embargo, en la gestión del tráfico Conway logró acercarse y a falta de 18 minutos estaban pegados.

Pero, por decisión del equipo o no, el #7 redujo drásticamente el ritmo y Alonso pudo hacer lo mismo, manteniendo en tres segundos la distancia y sin que hubiera batalla en pista que pudiera desencadenar un doble abandono. Alonso, Buemi y Nakajima se llevaban la primera victoria de la temporada.

Galería: WEC 2018: Spa-Francorchamps