Valentino Rossi está convencido de que el salto de calidad dado este invierno por Suzuki hará que tanto Alex Rins como Andrea Iannone pongan en dificultad a Yamaha. 

El italiano, que terminó el cuarto este domingo en Austin, en ningún momento pudo dar caza a Iannone, que logró su primer podio como piloto de la marca de Hamamatsu. 

El cajón del 'Maníaco' es el segundo consecutivo para el equipo de la gran S, después de que Alex Rins estrenara su casillero en MotoGP con la tercera plaza en Argentina. 

La llegada de Suzuki aumenta el nivel de competencia al frente del pelotón, circunstancia que puede aumentar, todavía más, el precio de las victorias pero, sobre todo de los podios. 

Así es la moto de Suzuki para MotoGP 2018:

Andrea Iannone, Team Suzuki MotoGP

 

“La Suzuki lleva dos carreras consecutivas subiéndose al podio. La moto ha mejorado muchísimo respecto del año pasado”, explica Rossi antes de detallar los elementos de la GSX-RR que, según él, más han crecido: “Han dado un paso hacia delante en el motor y también en la electrónica”.

A pesar de haberse distanciado bastante en los últimos años, Rossi conoce perfectamente a Iannone y sabe de lo que es capaz cuando lo tiene todo a su gusto.

“Es que, además, Suzuki dispone de dos pilotos rápidos. Sabemos que si Iannone tiene el día es uno de esos que da gas de verdad. Creo que este año nos darán problemas bastante a menudo porque son buenos y trabajan bien”, concluye el multicampeón. 

Más noticias sobre competición:

Galería: GP de las Américas de MotoGP 2018