Fernando Alonso salió como cuarto clasificado del Mundial tras la carrera de Bahrein, pero el español sabe que aún hay mucho trabajo en Mclaren para tener un paquete competitivo.

 El piloto asturiano sólo se ve superado en la general del Mundial de Fórmula 1 por Vettel, Hamilton y Bottas, pero los problemas de sus rivales y las bajas prestaciones los sábados mantienen al piloto de McLaren con los pies en el suelo.

McLaren no ha tenido, a nivel de prestaciones, el inicio de temporada que esperaba, sobre todo a la hora de ser rápidos a una vuelta en clasificación, lo que compromete las carreras del domingo.

“Después de un par de resultados positivos estoy muy contento de ir a China. El de Shanghai es uno de los mejores circuitos del calendario, un gran pista para competir como piloto”, explica Alonso en un comunicado de su equipo.

Alonso espera poder mejorar en el conjunto del fin de semana, consciente de que tener un buen puesto en la parrilla es clave para competir el domingo en carrera.

“Para nosotros la coherencia tiene que ser la clave. Hasta el momento, hemos podido juntarlo todo el domingo, una combinación de trabajo duro y buena fortuna, pero no hemos logrado conseguirlo el sábado, por lo que es importante poder juntar un buen paquete todo el fin de semana”, argumentó Fernando.

El español quiere mantener la sensatez y avisa que requerirá su tiempo.

"No sucederá de la noche a la mañana, pero sabemos dónde están nuestros problemas y sabemos que tenemos que trabajar duramente para superarlos lo antes posible. Mientras tanto, estaremos dándolo todo en China, como siempre, y continuaremos nuestra lucha delante del grupo de mitad de parrilla”, zanjó el piloto asturiano.

Otras noticias relacionadas:

 
Fuente: Motorsport.com

Galería: GP Bahrein F1 2018