El piloto asturiano considera que el McLaren-Renault tiene una "buena base" sobre la que trabajar y espera que las actualizaciones comiencen a llegar tras las dos primeras carreras de la temporada.

Fernando Alonso afronta su cuarta temporada consecutiva en McLaren con optimismo y con la confianza de que estarán en el grupo de cabeza, "para la segunda mitad" del año.

Aunque los test de pretemporada no fueron todo lo positivos que esperaban en Woking, Alonso deja claro que se ha trabajado intensamente en la fábrica, para solucionar los pequeños problemas que tuvieron y que les impidieron sumar más kilómetros en Barcelona. 

"Creo que Barcelona no ha cambiado nada. Tuvimos algunos altibajos en los test y algunos problemas de fiabilidad, pero ya están arreglados. No tenían soluciones complicadas, pero necesitas tiempo en la fábrica. Los coches eran nuevos en febrero y luego, con dos semanas de test, si tienes que rediseñar algo, necesitas esperar a después de ellos, así que eso hicimos", apunta el asturiano en Australia.

"Debe ser una buena temporada para nosotros, volviendo a las posiciones en las que disfrutaremos un poco más. Esperemos estar en todas las Q3, regularmente en los puntos, luchando por el 'top 5' y cerca del podio en algunas carreras".

Fernando Alonso, en el GP de Australia 2018 de F1

Alonso deja claro que esta temporada es vital para McLaren-Renault, tras los tres años de pesadilla con Honda, y considera que deben ser los que más evolucionen a lo largo del año.

"Es una temporada importante para nosotros, con muchos cambios en el equipo, sobre todo en la unidad de potencia. Es el momento de lograr algunos resultados para el equipo, después de tres años complicados. Es difícil saber dónde estamos ahora mismo, porque los test son solo test y necesitamos descubrir cosas en las dos primeras carreras", apunta.

"Creo que tenemos una buena base, un buen coche para trabajar en él y ya veremos. Las expectativas siempre son altas porque somos McLaren y tenemos que conseguir mejores resultados que los que tuvimos en los últimos años. Es el momento de hacerlo".

"Este fin de semana será el peor para nosotros. Creo que, durante la temporada, mejoraremos mucho. Debemos ser el equipo que progrese más respecto a los demás, solo porque la integración del nuevo motor requiere tiempo, porque el chasis ha sido diseñado para tener muchas actualizaciones, que llegarán después de las primeras dos carreras. Así que creo que lo que veamos aquí será importante, pero iremos mejorando cada vez más. Espero un McLaren muy fuerte en la segunda parte del año". 

Fernando Alonso, en el GP de Australia 2018 de F1

A la pregunta de si espera poder luchar con Renault o Red Bull, los otros dos equipos con propulsores franceses, responde: "Ya luché en 2012 y sin estar en Q3 en algunas carreras, por lo que lucharemos con ellos".

"Entiendo que no estamos al nivel de Mercedes ni de Red Bull ni de Ferrari ahora mismo. No estamos en ese grupo de cabeza, pero deberíamos estar ahí en un par de carreras o en la segunda mitad del campeonato. Porque somos McLaren. Pero en 2012 no estábamos (con Ferrari) en ese grupo tampoco y lideramos el campeonato en la última carrera, así que veremos".

Galería: Fernando Alonso, en el GP de Australia 2018 de F1