Aunque un problema de fiabilidad le dejó en el box durante más de seis horas, Alonso hace un llamamiento a la calma y asegura que ya han probado todo lo que querrían probar. "No necesito el último día", declaró.

McLaren no levanta cabeza. Tras pararse en tres ocasiones y provocar dos banderas rojas el martes por un parón eléctrico y una fuga hidráulica, el MCL33 se detuvo en manos de Alonso por una fuga de aceite, que dañó el motor Renault y provocó que tuvieran que cambiarlo.

Sin embargo, antes de la avería, Alonso se había acercado a las 50 vueltas y, durante la primera hora, encabezó la tabla de tiempos, lo que permitió al asturiano mirar de manera positiva la jornada. "Definitivamente, nos hubiera gustado poder dar más vueltas", declaró.

Tras muchas horas inactivo, Alonso pudo volver a salir a falta de 15 minutos, acabando con 57 giros: "El programa era de un poco más de 50 vueltas, pero, entre el martes con Stoffel y el miércoles conmigo, descubrimos cosas. Mejor que estas situaciones pasen en test que en la vuelta 10 de Melbourne, así que estoy, en cierto modo, feliz de poder hacer que el coche sea cada vez más y más fuerte".

El bicampeón asegura que probaron todo lo que tenían que probar, y que por tanto, están preparados: "Todas las partes importantes del programa las logramos hacer por la mañana. El resto del día fue más sobre tandas largas y vueltas sin información necesaria, así que no estoy demasiado estresado por las vueltas perdidas".

Fernando Alonso, en los test de Barcelona 2018
Fernando Alonso, en los test de Barcelona 2018

Cuando se le preguntó si ya están satisfechos con los test, Alonso llegó a decir que no necesita salir a pista el viernes, cuando cerrará la pretemporada: "Sí. De hecho, probablemente, necesitemos el último día para dar algunas vueltas, hacer algunas tandas largas, verificar cosas, pero, en cuanto a respuestas fundamentales que necesitamos en la pretemporada, ya las tenemos todas. Así que no necesito el último día. Estaré en el coche, pilotaré y ojalá sigamos descubriendo cosas nuevas en el monoplaza. Pero si Australia fuera mañana mismo, nos iría bien. Estamos preparados".

Alonso resta importancia a la repercursión que tiene cada fallo en el McLaren, pero se muestra tranquilo y dice que el monoplaza, como defiende el equipo, no es defectuoso: "Entiendo que cada bandera roja atrae mucha atención, pero estamos más o menos bien. No hay nada fundamentalmente erróneo en el coche y todos los problemas que tuvimos están bajo control".

"Desgraciadamente, seguimos descubriendo cosas nuevas todos los días, pero creo que eso nos está situando en una posición sólida para Australia. Como dije antes, es mejor que sucedan aquí que en la primera carrera".

Información de las dos jornadas previas de test:

Fuente: Motorsport.com

Fernando Alonso: test Barcelona 2018