Te mostramos las imágenes, desde el salón de Ginebra, de este coche familiar de 530 CV.

Si nos sigues habitualmente, sabrás que ABT Sportsline es un preparador especialista en incrementar el rendimiento de los Audi más potentes. Y su última creación es una 'puesta a punto' realizada a partir del Audi RS 4 Avant, el familiar de acceso a la familia RS de Audi. Como puedes ver en la galería de fotos adjunta a esta noticia, ha estado presente en el salón de Ginebra.

Aunque en realidad, el ABT RS4-R no es un automóvil 100% nuevo, sino una vuelta de tuerca adicional a una preparación que ya existía en ABT. En el apartado mecánico, el propulsor 2.9 V6 biturbo incrementa la potencia hasta los 530 CV, mientras que el par asciende hasta los 690 Nm... lo que supone 80 CV y 90 Nm extra, respecto al Audi RS 4 Avant de serie. 

Más información de ABT en Motor1.com:

ABT RS4-R: más que motor 

Pero hay más modificaciones, aparte de las efectuadas en el propulsor. A nivel estético, merece la pena detenerse en la cuádruple salida de escape (procedente directamente del ABT RS5-R), los múltiples elementos de fibra de carbono del exterior y el habitáculo, así como en las grandes llantas de aleación de 21 pulgadas, sobre las que se montan neumáticos 275/25 ZR21.

Por otro lado, con un ligero sobrecoste, también puede incorporar una suspensión más avanzada, dotada de regulación de altura y unas estabilizadoras rediseñadas. 

Respecto a las prestaciones, ABT todavía no ha facilitado datos oficiales, pero es de esperar que mejore las del Audi RS 4 Avant del que deriva, que no es precisamente un coche lento, como demuestra una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada). En caso de equipar el paquete RS Dynamic, el registro asciende hasta los 280 km/h. 

Más información sobre el salón de Ginebra:

Galería: ABT RS4-R, en el salón de Ginebra 2018