La categoría eléctrica ha presentado su nuevo monoplaza, que se empleará a partir de la temporada 2018/19 y luce un sorprendente diseño.

Este nuevo monoplaza pondrá fin al cambio de coche en mitad de la carrera, que permanecía vigente desde que comenzara el campeonato, y cambia por completo el diseño original del coche que se venía utilizando en esta categoría.

Este sorprendente nuevo look incluye un halo de luz alrededor del Halo, el protector de la cabina obligatorio por parte de la FIA, un enorme difusor trasero y la cobertura de los neumáticos delanteros al estilo de los LMP1.

 

Los alerones, tanto trasero como delantero, tienen una angulación más agresiva y una carrocería más estilizada que su antecesor. El coche, que ha sido mostrado solo de manera digital, será presentado en el Salón de Ginebra, que e celebra el próximo mes de marzo.

Spark Racing Technologies fue quien ganó el concurso para producir el coche, que montará unas nuevas baterías proporcionadas por McLaren Applied Technologies, que batió al actual proveedor del campeonato, Williams Advanced Engineering, a la hora de llegar a un acuerdo.

 

Más noticias sobre competición:

Fuente: Motorsport.com