Fernando Alonso admitió que pasó algo de miedo con el problema de frenos en su Ligier, que provocó el trompo que sufrió en la primera curva, durante las 24 Horas de Daytona 2018.

El bicampeón del mundo de Fórmula 1, que debutaba en las 24 Horas de Daytona 2018 , dijo que, aunque le quedó una sensación positiva en su primera experiencia en este tipo de carreras, el problema en los frenos le atemorizó.

"Tienes un poco de miedo, sin duda", dijo a los periodistas. "Llegas a la primera curva y vas a 300 o 310 km/h, luego pisas el freno y no los tienes".

“Afortunadamente, en este circuito hay un atajo. Por la noche, no se ven claramente las protecciones de neumáticos ni dónde están las escapatorias. ¡Así que me generó tensión!".

“Intentas llevar el coche de vuelta al garaje, porque en una carrera de resistencia esto puede ocurrir y los mecánicos arreglarán el problema".

Aunque el coche sufrió más problemas de frenos, a pesar de un cambio del cilindro maestro, Alonso dijo que le animó que el Ligier fuera mucho más rápido que en los test y en clasificación.

Fernando Alonso, en las 24 Horas de Daytona 2018

"Todo el evento fue una experiencia muy buena. El test, la clasificación, las resalidas, las tandas, el cansancio durante la noche, el cambio de la noche al día... fue muy bonito estar en pista en ese momento. Disfruté de la gestión del tráfico y del coche en sí mismo", declaró.

“Tal vez, lo mejor fue ver lo competitivos que éramos. Porque llegamos a la carrera sin mucha esperanza, ya que no habíamos sido competitivos y, de repente, aceleramos el ritmo y todo el mundo sonreía en el garaje. Así que fue una sensación muy buena".

"La noche fue una parte muy buena de la carrera. El coche era muy competitivo. Me sorprendió porque no fuimos competitivos durante los entrenamientos de hace tres semanas, ni lo fuimos esta semana en cuanto a tiempo por vuelta".

"En la clasificación éramos 13º y 15º, pero luego en la carrera eso cambió y estábamos, probablemente, entre los tres coches más rápidos".

“Desgraciadamente, tuvimos demasiados problemas fuera de nuestro control, alguna situación de muy mala suerte. Primero, con el pinchazo en el tercer o cuarto stint. Había cinco coches en la vuelta del líder y nosotros éramos uno de ellos y, con el pinchazo, perdimos cuatro vueltas, con muchos daños en el coche".

Fernando Alonso, en las 24 Horas de Daytona 2018

“Recuperamos dos vueltas –también gracias al coche de seguridad– y, después de eso, tuvimos un problema de frenos, la primera vez que le pasaba al equipo, y perdimos 40 minutos. Probablemente, ese fue el final de nuestra carrera. Entonces nos falló el acelerador y luego, otra vez, sufrimos problema de frenos":

"Por desgracia, también para el equipo, el otro coche que estaba en el top 3 tuvo un problema de embrague por el que, probablemente, perdimos un podio para el United. Pero esto es competición, así son las cosas".

Aún así, le quedó un buen sabor de boca y el hecho de poder estar al volante durante tanto tiempo lo define como una gran sensación: "Incluso con los problemas, fue algo positivo. Realmente disfruté mucho. Me encanta conducir y, cuando conduces ocho o nueve horas en una carrera, es mucho mejor que pilotar solo una. Es un sentimiento muy bueno competir durante 24 horas".

Otras noticias de las 24 Horas de Daytona 2018:

Fuente: Motorsport.com

Gallery: Fernando Alonso, en las 24 Horas de Daytona 2018