Óscar Fuertes y Diego Vallejo lograron acariciar el top 30 con el Tivoli DKR. Tras 15 días intensos, llenos de problemas, fueron los segundos mejores debutantes.

Córdoba (Argentina).- La aventura de SsangYong en el Dakar 2018 volvió a empezar, después de su incursión con Isidre Esteve en 2009. Esta vez le tocó el turno a Óscar Fuertes y al experto copiloto Diego Vallejo. Tras 15 días de problemas, sufrimiento, no dormir y lágrimas, acabaron la aventura con el Tivoli DKR.

“Desde que he cruzado la pancarta llevo llorando. No podía más. Creo que tenía que ver con toda la tensión acumulada, además del cansancio”, aseguró Fuertes, nada más llegar a la meta de Córdoba. 

“Creo que hay un momento en el que el Dakar te saca la cara y nos la sacó el jueves. Tuvimos que hacer dos etapas de noche muy difíciles. Lo más complicado ha sido soportar el sueño. Es espectacular. No había estado tan cansado jamás en mi vida. Ha sido muy, muy difícil”.

Los españoles se colaron en la 32ª posición de la general del Dakar 2018 en coches, a bordo de su SsangYong Tívoli DKR, pero no lograron el ansiado triunfo en la categoría de debutantes ante el sudafricano Hennie De Klerk.

Dakar 2018: SsangYong Tivoli DKR

“La marca se lo merece y estoy extraordinariamente contento. Han hecho un trabajo espectacular en SsangYong. Diego y todos los mecánicos han sido brutales. Esto no se define con otra palabra que no sea pasión”, añade el piloto madrileño de 33 años.

“Ha sido para mí un privilegio estar aquí, donde están los más grandes. Poder jugar con ellos ha sido increíble. No sé si era la edición más dura o no, pero ha sido muy bestia”.

El sueño fue su gran enemigo, tras tres jornadas intensas en las que llegaron de madrugada al vivac. El jueves, camino de San Juan, tuvieron que fabricar una caja de cambios de dos usadas, tras romper la que llevaban montada. Toda una hazaña que supuso el peor momento para Fuertes y Vallejo en estos 15 días. 

Dakar 2018: SsangYong Tivoli DKR

“Habremos dormido 20 horas en la última semana. Ahora venía apretando los dientes, porque no te puedes parar y es que te quedas dormido en el tramo. No te lo puedes imaginar. Que en un coche de carreras veas las cosas pasar... nunca me había sucedido”.

Pero ya piensan en volver. SsangYong España se ha involucrado completamente en este proyecto y la idea que tienen es de seguir y mejorarlo. Fuertes espera que así sea. 

“De momento, vamos a celebrarlo con el equipo, que están exhaustos, y luego ya veremos. La idea era venir al Dakar para quedarnos aquí. Lo hemos hecho y creo que hacerlo con un solo coche es brutal, cuando ves que otras estructuras lo hacen con varios. Ha sido algo titánico. Supongo que la petición es que apuesten un poco más, que ya han hecho mucho, y estar con los mejores medios en 2019”, asegura.

Otras noticias relacionadas:

Fuente: Motorsport.com

Gallery: Dakar 2018: SsangYong Tivoli DKR