El piloto español sufrió un problema mecánico con la caja de cambios, a unos 15 kilómetros de la meta en San Juan, y salvó el liderato a dos días del final del Dakar.

San Juan (Argentina).- Carlos Sainz cree que ya ha recibido su ración de fallos mecánicos este jueves. El líder del Dakar 2018 sufrió un pinchazo en la segunda parte de la especial, camino de San Juan, de 234 kilómetros, y dañó su caja de cambios.

El susto fue de los que hacen historia y el madrileño solo respiró aliviado al llegar al vivac del Autódromo El Zonda. Aquí reconoció que lo pasó mal durante varios kilómetros, debido al problema de la transmisión.

“Al final, pinchamos en la segunda parte de la etapa y luego se me rompió el cambio, así que tuve que acabar en tercera los últimos 15 kilómetros o así”, aseguró con una sonrisa de alivio.

Dakar 2018: etapa 12, Carlos Sainz

A la pregunta de Motorsport.com de si la tensión había sido extrema, respondió: “Sí, imagínate, porque ha empezado a hacer ruidos raros, si metía cuarta o quinta empezaba a sonar y saltaba la marcha. Decidí no pasar de tercera, que parecía que iba bien, y terminar así”.

El de Peugeot sigue descontando los días y ya solo le queda una jornada larga este viernes, camino de Córdoba, con 929 kilómetros en total y 369 de especial, entre la Pampa de las Salas y la Sierra de Pocho.

“Otro día menos y con 44 minutos, así que contento”, reconoció escueto 'El Matador'. Cruza los dedos para que sea el último contratiempo de un Dakar que huele a despedida de Peugeot y a triunfo por todo lo alto.

Dos momentos clave de Sainz en el Dakar 2018:

Vídeo resumen de la etapa 12 del Rally Dakar 2018

Fuente: Motorsport.com

Gallery: Dakar 2018: Carlos Sainz, en la etapa 12