El piloto español sigue al frente del Dakar 2018, tras el accidente de Stephane Peterhansel camino de Uyuni, pero cree que tiene que ir día a día y no fallar.

Tupiza (Bolivia).- El Dakar es un mundo y, cada día, un planeta, y Carlos Sainz es bien consciente de ello. El español no ha visto el final en los últimos cinco años, pero no por falta de rendimiento. Esta vez está dispuesto a hacerlo y a llevarse el trofeo del Touareg.

No obstante, sigue mostrándose precavido a pesar de su sólido liderato, con 1 hora y 06 minutos de ventaja sobre Nasser Al Attiyah y 1 hora y 13 minutos con su compañero Stephane Peterhansel.

"La primera parte de la etapa discurrió mucho fuera de pista, era muy difícil abrir y también íbamos con mucho cuidado para no cometer ningún error. Había bastantes trampas, hierba de camello, dunas, ríos... Luego, la segunda parte fue más fácil en caminos", resume la jornada Uyuni-Tupiza, la cronometrada más larga de este Dakar, con 498 kilómetros.

"Sí, estoy contento. El coche llega perfecto después de estos días de Maratón", añade sobre su 3008 DKR, que no sufrió daños considerables tras estas últimas 24 horas sin asistencia.

Carlos Sainz, en el Dakar 2018

La incógnita ahora es si Peugeot se decantará 100% por el español en los cinco días que restan de rally. Para ello, podrían utilizar a Cyril Despres como lo utilizaron con Peterhansel el sábado.

"Creo que Cyril nos esperará para quedarse detrás. No me sorprende su segundo puesto de hoy, atrás las cosas van diferente en una etapa como esta", responde el madrileño sobre el asunto.

La etapa Tupiza-Salta será neutralizada y los competidores seguirán la misma ruta por carretera que las asistencias y los vehículos de la organización. Esto supone una etapa menos para el segundo Dakar de Sainz, pero el de Peugeot no lanza ni media campana al vuelo.

Carlos Sainz, en el Dakar 2018

"Para nosotros es bueno, menos kilómetros, sabiendo que quedan todavía Fiambalá, Belén... son etapas que han decidido el Dakar. La estrategia sigue siendo intentar pasar sin problemas, sin quedarnos. Mira Giniel [De Villiers] hoy, que se ha quedado y ha perdido 20 minutos. En cualquier momento viene la sorpresa".

Sainz responde lacónicamente a la pregunta de Motorsport.com de si cree que Peugeot apostará todo a su carta ahora: "Yo creo que todavía pueden pasar cosas, pero nosotros tenemos una posición interesante y hay que tratar de defenderla. Hay que ir día a día y lo importante es que no cometamos errores y que no pase nada mecánicamente".

Un fantástico Dakar para Carlos Sainz:

Fuente: Motorsport.com

Gallery: Carlos Sainz, en el Dakar 2018