Desde luego, cuenta con las ramas más rápidas de todo el planeta Tierra.

El tiempo se ta ha echado encima, apenas quedan unas horas para Navidad... ¡y todavía no tienes un árbol que decorar con bolas y lucecitas! En ese caso, te diré que si eres propietario de un Dodge Challenger SRT Hellcat Widebody, no tienes nada de qué preocuparte. Al menos, si le montas unas barras de techo y sigues los consejos de Hennessey Performance...  

Por supuesto, llevar un árbol en el techo hará que tu bólido no sea tan rápido como de costumbre, así que los expertos de Hennesey se han desplazado hasta el circuito Continental Tires, en Texas, para ver cómo afecta a la velocidad máxima de este automóvil. Desde luego, las prestaciones se resienten, pero finalmente consigue alcanzar los 280 km/h. Una vez alcanzada la cifra, Hennessey somete al pobre árbol a una última prueba: unos cuantos giros de 360 grados, con los neumáticos traseros humeantes. 

Dodge Challenger: ¿qué es el kit Widebody?

El Dodge Challenger SRT Hellcat Widebody se sitúa justo por debajo del SRT Demon. Está impulsado por un propulsor sobrealimentado de gasolina, de 6.2 litros, con 707 CV y 881 Nm de par máximo, pero, frente a los Hellcat convencionales, añade una carrocería con unos pasos de ruedas ensanchados en 9 centímetros, junto a unas llantas de aleación de 20 pulgadas, calzadas con neumáticos Pirelli P-Zero en medida 305/35 R20

Como cabría esperar, al incorporar unas ruedas más anchas, la capacidad de tracción mejora ligeramente. De hecho, con este Challenger, la aceleración de 0 a 400 metros es de 10,9 segundos (0,3 segundos más rápido que en el modelo convencional). En conjunto, el paquete Widebody tiene un precio 6.160 euros y, como muestra el vídeo, puede ayudarte a tener el árbol de Navidad más rápido del mundo.

También te puede interesar: