La primera piloto española en terminar el Dakar, en la categoría de coches, regresa para la 40ª edición con una montura renovada, "la misma ilusión de la primera vez" y con ganas de luchar entre los T1S.

A comienzos de noviembre, Cristina Gutiérrez cerró el presupuesto y la inscripción para disputar su segundo y consecutivo Dakar. La piloto burgalesa, de 26 años, se convirtió el pasado enero en la primera mujer española en acabar el mítico raid en la categoría de coches. Quinta clasificada de la categoría reservada a los vehículos derivados de serie (T1S), este año se presentará en la salida de Lima con un Mitsubishi Montero completamente renovado.

"Es un orgullo afrontar mi segundo Dakar y encima consecutivo. Tenemos una buena arma para luchar por la categoría T1S. El coche ha mejorado muchísimo respecto al año pasado", apuntó Gutiérrez durante la presentación celebrada en el Consejo Superior de Deportes este jueves.

Cristina Gutiérrez, Mitsubishi Montero

"Tengo igual o más ilusión que el año pasado y el objetivo, obviamente, es acabar, pero vamos a tratar de luchar por la categoría, que creo que es posible estar ahí".

A su diestra estará este año Gabi Moiset, que disputará su octavo Dakar, tras haber compartido vehículo con pilotos de alto nivel desde su primera participación en 2010. "Es un proyecto muy interesante con un luchadora nata, excelente persona y gran piloto como es Cristina", aseguró el catalán. "Va a ser un Dakar mucho más difícil respecto al año del pasado, con más arena que cuando pasaba por Chile. Se puede decir que será interesante".

Cristina Gutiérrez estuvo acompañada por el presidente de la Real Federación Española de Automovilismo, Manuel Aviñó, que aseguró que espera aún más de la burgalesa: "Quiero agradecer a Cristina lo que está haciendo por promover la presencia de la mujer en el mundo off road todoterreno. Con la experiencia del Dakar anterior, donde se consiguió una hazaña, creo que pueden jugar un muy buen papel y hacerlo un poquito mejor".

Cristina Gutiérrez, Mitsubishi Montero

Más noticias sobre el Dakar 2018:

Un Montero renovado 

El Mitsubishi Montero con el que Cristina Gutiérrez participará en su segundo Dakar, desde el próximo 6 de enero en Lima, es muy similar por fuera al de 2017, pero por dentro es prácticamente una nueva máquina. 

El trabajo del equipo DKR, junto con la piloto española, ha llevado a introducir unas nuevas suspensiones de la marca Reiger, el motor top de gama de Mitsubishi –el 3.2 de ciclo diésel y 200 CV, de serie–, mayor capacidad de combustible y un chasis de última generación que aligera "bastante" el peso.

Así, Gutiérrez reconoce que ha pasado de llamarle "bichito" a "bicho", después de esta renovación. Como ya ha manifestado en múltiples ocasiones, la piloto burgalesa es fan de Fernando Alonso y los colores de su renovado casco, junto con la estrella de María de Villota, y la carrocería del Montero, son mucho más "alonsistas" que en la edición pasada con el amarillo, azul claro y rojo predominando sobre fondo blanco.

Fuente: Motorsport.com

Galería: Cristina Gutiérrez, Dakar 2018