Aquí tienes el interior del futuro todoterreno de Mercedes-Benz, antes de su presentación en el salón de Detroit.

No nos preguntes cómo. Ni lo sabemos, ni pretendemos hacerlo. Pero un compañero de la edición estadounidense de Motor1.com ha conseguido subirse a una unidad del futuro Mercedes-Benz Clase G 2018, que se encontraba aparcado en una habitación muy oscura... Y, según sus propias palabras, "se ha dado de bruces con un interior mejor de lo que esperaba". Así que hemos aprovechado las primeras imágenes y datos del modelo, para relatarte su experiencia. 

El futuro Mercedes-Benz Clase G 2018, que se revelará en el salón de Detroit, el próximo mes enero, contará con un diseño evolucionario más que revolucionario. Pero como puedes ver en la imagen superior, el habitáculo dará un gran paso adelante, por tecnología, diseño y comodidad. 

Mercedes-Benz Clase G 2019
Mercedes-Benz Clase G 2019

Mercedes-Benz Clase G 2018: dos instrumentaciones

En el habitáculo, lo primero que llama la atención es que las versiones más equipadas heredarán la doble pantalla, de 12,3 pulgadas, de los Mercedes Clase E y S. En cualquier caso, también habrá versiones más clásicas, con una instrumentación analógica y una única pantalla en la consola central... aunque es posible que esta última configuración no esté disponible en todos los mercados. 

Como sucede en el Clase G actual, el salpicadero no es demasiado voluminoso, y parece estar apilado bajo el parabrisas. En cada esquina superior, cuenta con unos altavoces firmados por Burmester, que imitan el diseño de los prominentes intermitentes, presentes a los laterales del capó. Mientras, el volante, procede directamente del nuevo Mercedes-Benz Clase S, e incorpora mandos táctiles que se manejan deslizando el dedo sobre su superficie. Por otro lado, en las versiones equipadas con paquete interior AMG Line, estará achatado en la parte inferior. 

Los aireadores también son un reflejo de las míticas ópticas delanteras redondeadas del modelo, mientras que, en la consola central, no faltan los clásicos botones que permiten bloquear los diferenciales central, trasero y delantero

Por otro lado, en los Mercedes-Benz nacidos en los años setenta el espacio de almacenamiento no era una de las prioridades. De modo que la presencia de más huecos portaobjetos es uno de los puntos que mejora ostensiblemente en el modelo actual. 

Mercedes-Benz Clase G 2019
Mercedes-Benz Clase G 2019

Ahora es más espacioso

Otro de los puntos que progresa en la nueva generación de este TT es la habitabilidad, con una anchura a la altura de los hombros 4,0 centímetros mayor en las plazas traseras. Sin embargo, el dato más sorprendente es el incremento de 15 centímetros de espacio para las piernas. Además, las plazas traseras ahora incluyen unos asientos con respaldos reclinables, que se dividen en una proporción 60/40.

En cuanto al maletero, seguirá siendo amplio, con un portón trasero con bisagras laterales, una rueda de repuesto colgada, idéntica a la del modelo precedente (y cuando decimos idéntica, es idéntica)... aunque, por ahora, no podemos darte una cifra oficial sobre su capacidad.

Según nuestro compañero, el interior del Mercedes-Benz Clase G 2018 es que ha mejorado en todos los apartados. Los materiales ofrecen una mayor calidad, los asientos sujetan mejor y son más cómodos e, incluso, el tapizado del techo está a la altura de los modelos más elitistas de la marca. Algo poco habitual en un automóvil diseñado para escalar montañas. 

En cualquier caso, nuestro compañero ha destacado que lo que más le ha gustado del este nuevo TT es que tiene la sensación de haberse bajado del Clase G de siempre... pero con un habitáculo más cómodo, funcional y lujoso. Y eso, sin lugar a dudas, es una gran noticia

Mercedes Clase G 2018, más información:

Mercedes-Benz Clase G 2018 interior