Acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos.

Aunque el coche eléctrico se postula como el futuro de la movilidad, todavía tiene una asignatura pendiente para triunfar: superar, en todos los apartados, a los automóviles con motor térmico. Y eso es lo que pretende la berlina eléctrica de esta prueba, un modelo de 4,98 metros de longitud, que incorpora elementos como unos faros con tecnología de tipo LED o un sistema de estacionamiento semiautónmo, que permite aparcar desde el móvil. 

Si todavía no sabes de qué coche se trata, te diré que es el Tesla Model S 75 D, o lo que es lo mismo, actualmente, la versión de acceso de esta berlina.

Tesla Model S 2018, primera prueba

En el interior, hay sorpresa...

Lo más llamativo del habitáculo es la incorporación de una pantalla táctil de 17,0 pulgadas, que es la más grande jamás montada en un automóvil. Cuenta con una definición excelente, una rapidez digna de elogio y sirve para manejar todas las funciones del vehículo: navegador, conexión a Internet, equipo de audio... Por otro lado, aunque te parezca abrumadora, no debes preocuparte, ya que la mayoría de sus funciones se pueden manejar desde el volante.

Este Tesla tampoco se queda atrás al analizar las plazas posteriores o el espacio para llevar el equipaje. De hecho, además de un maletero convencional de 750 litros, cuenta con otro, de 59 litros, ubicado bajo el capó delantero. 

Tesla Model S 2018

Tiene dos motores

En el apartado mecánico, este modelo incorpora un motor eléctrico en cada eje, lo que le permite ofrecer una potencia combinada de 333 CV, suficientes para acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos. Por otro lado, los 490 kilómetros de autonomía son una cifra excelente, aunque... ¿será un registro demasiado optimista?

Todo esto, y mucho más, te lo contaremos en la prueba del Tesla Model S 2018 que publicaremos próximamente. No te la pierdas.

Tesla, más información en Motor1.com:

Prueba Tesla Model S 2018