Seguramente, este render se acerque mucho al cabrio real.

De momento, ya son oficiales el Aston Martin Vantage 2018 y el derivado de competición GTE, pero, ¿qué pasa con la carrocería cabrio? El render del Vantage Volante 2018, creado por X-Tomi Design, nos adelanta unos acontecimientos que estamos deseando que se produzcan cuanto antes. Esta recreación tiene mucho valor, ya que, salvo sorpresa, anticipa fehacientemente la variante descapotable del superdeportivo británico.

Los Vantage 2018 de calle y de circuito:

Pocos, muy pocos, podrán negar la belleza del coche con el techo replegado. En el plano mecánico, el Volante también empleará la mecánica V8 biturbo, de 4,0 litros y 510 CV, procedente de Mercedes-AMG. Por supuesto, si Aston Martin decide ampliar el abanico de propulsores con un deslumbrante V12, recaerá tanto en la versión cupé como en la cabrio.   

2018 Aston Martin Vantage

Respecto al Vantage cerrado, el Volante ganará algo de peso, debido al sistema hidráulico para accionar el techo. Como es lógico, no podrá conservar los 1.530 kilos en vacío, así que las prestaciones se resentirán muy ligeramente. En cualquier caso, más de un conductor estará dispuesto a perder unas décimas de segundo en la aceleración de 0 a 100 km/h, a cambio de poder disfrutar a cielo abierto, ¿no crees?

Otro reto que les espera a los ingenieros, con el Aston Martin Vantage Volante 2018, es mantener la perfecta distribución del peso, un 50% para cada eje. ¿Lograrán que no varíe ese porcentaje? Ahí queda la duda...   

Aún es demasiado pronto para saber cuándo se presentará este descapotable de altos vuelos. Nada hace indicar que tal extremo se vaya a confirmar en los próximos meses, aunque quién sabe... Lo que sí está claro es que, por él, habrá que abonar más de los 136.380 euros que piden en Estados Unidos por el Vantage cerrado. Por cierto, las primeras entregas del deportivo se producirán en el segundo trimestre de 2018.  

Render:  X-Tomi Design

Aston Martin Vantage 2018