La tecnología estará disponible en los vehículos de producción en 2023.

Fundada por Henrik Fisker, el fabricante de automóviles eléctricos Fisker sigue trabajando duramente para desarrollar sus vehículos. De hecho, ahora sabemos que acaba de registrar una patente sobre baterías en estado sólido que, sobre el papel, resultan bastante prometedoras.

Y no exageramos nada, porque las estimaciones hablan por sí solas: según se desprende de los datos técnicos, un vehículo equipado con este tipo de fuente de alimentación superaría los 800 kilómetros aproximadamente. Pero los más sorprendente es que la recarga de las mismas podría llevarse a cabo en un minuto. Ahora calcula el tiempo que inviertes en repostar el depósito de un vehículo con motor térmico y compara.

Fisker EMotion 2018

Nueva patente de baterías solidas de Fisker

En términos técnicos las baterías 'sólidas' ofrecen una mejor densidad de energía y son descritas como más seguras que las actuales. El principal inconveniente es que esta tecnología es que no está lo suficientemente madura como para llegar al mercado a corto plazo.

Fisker estima que sus baterías podrían estar listas para su uso en vehículos de producción en el año 2023. También sabemos que está manteniendo conversaciones con otros posibles socios industriales, que no tienen que pertenecer, necesariamente, al mundo del automóvil.

Esto significa que las futuras baterías se podrán utilizar en otro tipo de aplicaciones industriales o para otro tipo de dispositivos electrónicos.

Fisker EMotion 2018

Antes de esa fecha, Fisker ya habrá presentado y comercializado su nuevo vehículo 100% eléctrico: el EMotion. Este modelo, cuya imagen definitiva ya conocemos, se presentará oficialmente en enero de 2018, coincidiendo con el CES (Consumer Electronics Show) que se celebra en Las Vegas.

De momento, Fisker ya anuncia una autonomía máxima de aproximadamente 640 kilómetros y una velocidad punta de 260 km/h. Con este nuevo vehículo eléctrico, el empresario danés regresa al mercado de las grandes berlinas ecológicas, categoría en la que ya militó, en 2011, con el Karma. Esa aventura, desafortunadamente, concluyó y en la actualidad, el Karma está comercializado por otro fabricante que nada tiene que ver con Fisker.

Otras noticias relacionadas:

Fisker EMotion 2018