Se fabricarán 25 unidades de la variante para circuitos del superdeportivo británico.

El pasado mes de marzo, Aston Martin confirmó que el superdeportivo Valkyrie se desglosaría en 150 unidades homologadas para carreteras abiertas y 25 para circuitos. Ya te contamos todo lo que sabíamos de la primera variante y, ahora, analizamos la apasionante versión de competición, el Aston Martin Valkyrie AMR Pro. Para ilustrar la noticia, te ofrecemos un par de renders con los que podrás saciar tu sed de información.

Aston Martin Valkyrie, un superdeportivo único:

El fabricante británico no ha dado muchos detalles del vehículo, pero asegura que ha establecido importantes cambios aerodinámicos y ha reducido notablemente el peso del conjunto. El resultado es una velocidad punta superior a los 400 km/h. Además, se pueden generar una fuerza lateral superior a los 3,3 G, en algunas curvas.

Esta cifra puede incrementarse aún más en frenadas intensas, en las que actúan discos de freno carbocerámicos. Sin duda, registros cercanos a los de la competición reina del automovilismo y casi semejantes a los de los coches LMP. 

Motor V12 potenciado

El Aston Martin Valkyrie AMR Pro se beneficiará de un alerón y un splitter mucho más grandes, y empleará "estrategias revisadas en el aparado aerodinámico", para que el automóvil se 'adhiera' al suelo. Por su parte, la rebaja de peso viene dado por el empleo generalizado de fibra de carbono, incluso, en algunos componentes de las suspensiones.

Además, se instalarán ventanas de policarbonato y se retirará el sistema de información y entretenimiento. Al fin y al cabo, es un coche 100% de carreras...

Aston Martin Valkyrie AMR Pro

En el plano mecánico, Aston Martin mantiene un silencio hermético en torno a la cifra de potencia. De hecho, solo explica que el motor V12, de 6,5 litros, generará más potencia y par, gracias a una reprogramación "significativa" y a la modificación del control de emisiones.

El bloque eléctrico permanecerá sin cambios. Sorprendentemente, el coche usará llantas de aleación más pequeñas, de 18 pulgadas, calzadas en los mismos neumáticos de Michelin de un vehículo de la categoría LMP1. 

Entrega del coche... con aprendizaje incluido

Con todas estas mejoras, el Aston Martin Valkyrie AMR Pro ofrecerá un rendimiento muy cercano al de un monoplaza de F1. Así lo asegura la casa inglesa, aunque, quizás, sea una afirmación algo exagerada. Date cuenta que Fernando Alonso y compañía están acostumbrados a soportar más de 6 G en sus coches. 

Lógicamente, los afortunados dueños del vehículo necesitarán un aprendizaje previo, para poder sacarle todo el partido. Por eso, los clientes recibirán clases teóricas y prácticas, que se impartirán en las mismas instalaciones que emplea el equipo Aston Martin Red Bull Racing. En otras palabras, el fabricante ofrece no solo un coche único, sino además, una experiencia 'racing' con la que cualquiera soñaría.

En cuanto al precio, sigue siendo un misterio y, probablemente, siempre lo será. ¿El motivo? Todos los Aston Martin Valkyrie AMR Pro ya están vendidos, aunque las entregas comenzarán a producirse en 2020.  

Otras noticias de Aston Martin en Motor1.com:

Aston Martin Valkyrie casi definitivo