El piloto suizo Sébastien Buemi se pone a los mandos del Red Bull Racing RB8, en la subida al Gotthard Pass (2.108 metros), sobre un firme de adoquines.

Red Bull lo ha vuelto a hacer. La marca austriaca ha llevado un RB8 de Fórmula 1, con el que logró el campeonato del mundo de F1 de Constructores y de Pilotos, con Sebastian Vettel, a la subida Tremolastrasse, que asciende hacia el Gotthard Pass suizo, de 2.108 metros de altitud.

Presente en varias ediciones del Tour de Suiza, el puerto de 14 kilómetros y una media del 7-8% de pendiente ha servido de escenario para el nuevo rodaje de Red Bull sobe adoquines. 

Sébastien Buemi, subcampeón de la Fórmula E 2016/17 y también piloto de Toyota Gazoo en el WEC, volvió a su país natal, a la zona sur que conecta con Italia, para recorrer los antiguos adoquines que se instalaron entre 1827 y 1832, tras ser una ruta utilizada por los romanos. 

"Las carreras en Suiza han estado prohibidas durante muchos años, por lo que tener la oportunidad de pilotar un coche de F1 aquí, en una de las carreteras más bonitas, fue increíble. Recordaré esto durante mucho tiempo", aseguró Buemi. 

No te pierdas el espectacular vídeo del coche subiendo sobre adoquines:

Fuente: Motorsport.com

Sébastien Buemi, Red Bull F1