La firma de Crewe está desarrollando una versión, aún más lujosa, del próximo sedán eléctrico de Porsche.

Bentley se está preparando para fabricar su propia berlina de lujo, basada en el Porsche Mission E, según apuntan las últimas informaciones. Fruto de la sinergías dentro del Grupo Volkswagen, la plataforma que equipa el Mission E (con código interno J1), ha sido la elegida para desarrollar el nuevo vehículo eléctrico de la casa de Crewe.

Asimismo, esas mismas informaciones confirman que el modelo de Bentley podría recibir el nombre de 'Barnato'. Por otra parte, Audi también estaría interesada en participar en la categoría, y ya estaría estudiando su berlina de lujo eléctrica, a la que denominaría 'e-tron GT'.

Plataforma J1, la arquitectura eléctrica del grupo

Sabemos que Porsche ya está en la fase de pruebas de su sedán eléctrico, el Mission E, con un sistema de propulsión que rondaría los 600 CV. Sin embargo, los rumores apuntan que la plataforma J1 estará preparada para admitir otros motores más potentes.

La 'rumorología' también apunta a que esa plataforma también podría admitir una versión superdeportiva, capaz de albergar dos motores eléctricos, de 370 CV cada uno, en el eje trasero, además de otro propulsor, con 183 CV, en el delantero.

También sabemos que otros fabricantes de renombre están interesados en participar en esta categoría 'ecológica'. En concreto, Bugatti y Lamborghini también estarían desarrollando sus propios GT 'verdes', pero se trataría de híbridos enchufables, de 2+2 plazas, que estarían desarrollados a partir del actual Porsche Panamera S E-Hybrid, aunque con una dimensiones más reducidas.

También sabemos que los responsables de Crewe están trabajando en una versión híbrida enchufable del Bentley Bentayga, que debería llegar a corto plazo. Además, la plataforma J1 también podría dar sus frutos en forma de un cupé eléctrico, basado en el concept car EXP 12 6e concept.

Algo parecido sucede con Lamborghini, ya que la próxima generación del Huracán estará lista para equipar un propulsor híbrido, algo que no parecía real hasta hace poco, a la vista de la resistencia que el fabricante italiano ha mantenido para incluir esos propulsores en sus deportivos. De esta forma, el futuro de la electrificación avanza imparable y ningún segmento parece a salvo de esta reconversión mecánica.

Otras noticias relacionadas: