El dispositivo se basa en un rastreo por señal GPS del vehículo.

Los modelos clásicos de Porsche merecen un respeto y un trato especial. Desde un humilde 914 hasta el todopoderoso 959, el fabricante alemán sabe del valor económico o sentimental de cada uno de sus vehículos. Precisamente por eso, los responsables de la firma de Stuttgart están trabajando en un nuevo sistema de protección antirrobo para sus vehículos más veteranos y que sea compatible con toda la gama de producto desarrollada en la historia de Porsche: desde el 356 original hasta el más reciente Carrera GT.

Gama de modelos clásicos de Porsche

Denominado 'Porsche Classic Vehicle Tracking System', este sistema consiste básicamente en la instalación de sensores ocultos, repartidos por puntos estratégicos del vehículo y que, lógicamente, no están a la vista. Los datos recopilados por los sensores se envían  a una red de seguridad que, de momento, cubre todo el continente europeo.

Así funciona el sistema

Si los sensores detectan que el automóvil se está moviendo, mientras el sistema antirrobo está encendido, se envía automáticamente una señal de alerta al centro de seguridad. Obviamente, el propietario del vehículo también recibe una señal de alerta y puede confirmar que el vehículo se está moviendo sin su consentimiento. Cuando esto sucede, los responsables del sistema de seguridad tienen constancia del posible robo del vehículo y alertan a las fuerzas de seguridad. El emisor/receptor de señal GPS instalado a bordo se utiliza para conocer la ubicación exacta del automóvil y esa información valiosa es utilizada por la policía para localizar rápidamente el vehículo sustraído. De igual forma, el sistema de seguimiento también se activa cuando se retira la batería del vehículo que se intenta robar. Por último, el dispositivo antirrobo también cumple la función de una simple alarma, emitiendo un sonido muy alto para intentar asustar a los ladrones.

Gama de modelos clásicos de Porsche

La aplicación también permite al propietario del vehículo enviar una orden para evitar que el motor del automóvil se ponga en marcha. Además, la ubicación del vehículo se puede rastrear en tiempo real a través del teléfono inteligente y cuenta con una función añadida que permite delimitar las fronteras o límites que el propietario no quiere que su automóvil traspase. Esta funcionalidad permite al propietario saber, en todo momento, donde se encuentra su vehículo, que no ha traspasado ninguno de los límites geográficos marcados o, incluso, el limite de velocidad establecido en el caso de prestarle el coche a algún amigo o conocido.

 La aplicación es bastante completa e incluye un modo de 'Transporte', muy útil cuando queramos desplazar nuestro Porsche clásico sobre un remolque, ya que de esa forma no se activará la alarma. Además, el modo 'Taller' también desconectará la alarma durante un periodo de tiempo lo suficientemente amplio como para poder realizar las labores de mantenimiento del automóvil, como por ejemplo reemplazar la batería gastada.

Por el momento, Porsche no ha confirmado nada sobre el precio de este dispositivo y la aplicación para el teléfono móvil. Probablemente dependerá de cada modelo clásico. Sin embargo, sí que han asegurado que estará disponible en la primavera de 2018.

Otras noticias relacionadas:

Gama de modelos clásicos de Porsche