No está confirmada, pero nos encantaría conducir una versión deportiva de este SUV.

El Skoda Karoq 2018 es el hermano pequeño del Kodiaq y el automóvil más novedoso de Skoda. Un SUV de 4,38 metros de longitud, que llega para sustituir al Yeti y que deberá vérselas con auténticos pesos pesados del segmento de los todocaminos, como el SEAT Ateca (con el que comparte plataforma), el Nissan Qashqai o el Hyundai Tucson...

Sin embargo, pese a ser un recién llegado, la compañía ya está barajando la posibilidad de comercializar una versión deportiva RS. Así se desprende de las palabras de Christian Strube, jefe de Investigación y Desarrollo de la marca: "Estoy luchando para que exista una versión RS del Karoq y del Kodiaq. A veces tengo éxito, y otras veces no, pero estamos valorando esa posibilidad. En el caso del Skoda Karoq, creo que sería perfecto, al ser un modelo más compacto y ágil que el Kodiaq".

Skoda Karoq 2018 RS: el motor, un misterio

Aunque es probable que el Skoda Karoq RS 2018 tenga una estética similar a la recreación que ilustra esta noticia, en lo respectivo a los motores, todo son rumores. Al parecer, este nuevo SUV será un modelo deportivo, pero menos radical y potente que el Ateca CUPRA, lo que significa que contará con una potencia inferior a los 300 CV. 

De hecho, se rumorea que el futuro Skoda Karoq RS 2018 podría ser un modelo electrificado, aunque todavía es un misterio si será un todocamino híbrido enchufable, con un sistema similar al de los Volkswagen Golf y Passat GTE, o si bien, será un modelo dotado de una red eléctrica de 48 voltios. En cualquier caso, la lógica invita a pensar que, como máximo, la potencia de este SUV rondará los 245 CV que ya ofrece el Skoda Octavia RS 2018

Skoda Karoq 2018, más información:

Skoda Karoq 2018 primera prueba