Fernando Alonso competirá en las 24 horas de Daytona con el equipo de su jefe Zak Brown, United Autosports. Correrá el próximo mes de enero.

Fernando Alonso no cesa en su empeño de lograr un objetivo que parece casi imposible pero que se le metió entre ceja y ceja y por el que luchará hasta no poder más.

Tras disputar con la ayuda de McLaren y Honda la edición 2017 de las 500 Millas de Indianápolis e impresionar a todos (y él mismo quedar impresionado con la experiencia), Alonso se plantea probar ahora en la carrera de resistencia más mítica, las 24 Horas de Le Mans.

Y, para ello y como preparación, disputará las 24 Horas de Daytona (Rolex 24) el próximo mes de enero, cuando la F1 se encuentre de vacaciones antes de arrancar, a finales de febrero, la pretemporada 2018. Lo hará con el equipo de su jefe en McLaren,  Zak Brown (United Autosports).

Alonso ya mostró interés en la carrera de Daytona, prueba inaugural del campeonato IMSA, y será la primera toma de contacto con los prototipos antes de intentar disputar en 2018 las 24 Horas de Le Mans. El nuevo contrato firmado con McLaren le permite libertad de correr en otras series si no coinciden con la F1, y el asturiano lo quiere aprovechar.

Toyota se mostró abierto a negociar con Alonso para Le Mans 2018 y, con la salida de Porsche, son los claros favoritos a hacerse -por fin- con la victoria en la mítica prueba, por lo que la del año que viene sería la mejor oportunidad para el bicampeón del mundo de Fórmula 1.

Alonso formará equipo con Lando Norris y Phil Hanson al volante del prototipo Ligier JS P217 en la prueba inaugural del campeonato IMSA. Paul di Resta, Will Owen y otro piloto aún por revelar estarán en el otro coche del equipo.

Así, Alonso regresar a un país que le acogió de manera excepcional este año durante las 500 Millas y de paso no acudiría a La Sarthe (Le Mans) con la inexperiencia con la que llegó a Indianápolis.

Fuente: Motorsport.com