La marca alemana regresa a la mítica competición norteamericana, después de tres décadas.

Volkswagen está desarrollando un coche de carreras 100% eléctrico para competir en la famosa ascensión a Pikes Peak, en Estados Unidos, en la edición de 2018. El prototipo con tracción a las cuatro ruedas tiene como objetivo batir el récord en la categoría de coches eléctricos, en la próxima edición de la carrera, que se disputará el próximo 24 de junio de 2018, en Colorado.

El nuevo proyecto de Volkswagen Motorsport está incluido en el proceso de transformación de la marca para liderar el segmento, ofreciendo 23 modelos 100% eléctricos en el año 2025.

Volkswagen coche de carreras eléctrico Pikes Peak

"El Pikes Peak International Hill Climb es una de las pruebas más famosas del mundo. Supone un reto enorme y, por lo tanto, una excelente ocasión para demostrar las capacidades de las nuevas tecnologías", explica el Dr. Franck Welsch, responsable de Desarrollo de Volkswagen y miembro del Comité Ejecutivo de la marca.

"Nuestro coche de carreras eléctrico estará equipado con innovadoras tecnologías de baterías y en el sistema de propulsión. Las pruebas de esfuerzo extremas en Pikes Peak nos aportarán datos importantes que podremos aprovechar para futuros desarrollos, permitiendo mostrar nuestros productos y sus tecnologías asociadas".

Un proyecto gestado en la sede de Wolsfburgo

El vehículo está siendo desarrollado por Volkswagen Motorsport, en colaboración con el departamento de Desarrollo Técnico en Wolfsburgo. "El proyecto es un hito importante para la nueva dirección adoptada en el ámbito de los deportes de motor. Nuestro equipo está altamente motivado ante ese reto increíble", apunta Sven Smeets, director de Volkswagen Motorsport.

La última participación del fabricante alemán en la carrera norteamericana data de 1987, y el protagonista fue un Golf bimotor, que se quedó a las puertas de la meta.

Volkswagen coche de carreras eléctrico Pikes Peak

La carrera hacia las nubes o Pikes Peak International Hill Climb, se disputa desde 1916 en las Montañas Rocosas, en las proximidades de Colorado Springs. El circuito tiene una longitud de 19,99 kilómetros y un desnivel acumulado de 1.440 metros (la línea de meta se encuentra a 4.300 metros de altitud). El récord actual en la categoría de prototipos eléctricos lo ostenta el piloto estadounidense Rhys Millen, al volante del e0 PP100, con un tiempo de 8'57"118, conseguido en el año 2016.

Otras noticias sobre Pikes Peak:

Volkswagen coche carreras Pikes Peak