La nueva entrega de Slightly Mad Studios mejora a su predecesora, simplifica sus complejos menús e introduce un sistema de carnet online, apostando por los eSports.

El cielo se oscurece y en cinco vueltas se espera lluvia. En Project Cars 2 ten por seguro que el agua llegará e inundará la pista como pocas veces antes habías visto en un videojuego, la conducción del coche se hará más delicada y tendrás que localizar los charcos para evitarlos, cambiando tu trazada habitual.

Los británicos de Slightly Mad Studios han puesto toda la carne en el asador para llevar a PS4, Xbox y PC un realismo meteorológico y de evolución de la pista único. El llamado Live Track 3.0 logra simular con una exactitud que asusta las condiciones climatológicas, de enero a diciembre, en todas y cada una de las 60 pistas (con un total de 130 configuraciones) que conforman el videojuego. 

Podrás correr en un Monza nevado, teniendo que ser muy cuidadoso con el pedal derecho y el contravolanteo, hacerlo en un Nordschleife encharcado por la lluvia o en un Silverstone de película de Stephen King, con la niebla rodeándolo todo.

El amplio catálogo de coches (más de 180) abarca hasta veintinueve disciplinas diferentes del automovilismo deportivo, desde la Indycar pasando por la Pirelli World Challenge, la F1 histórica o la joya de la corona, la resistencia. El modo Carrera te hará escalar desde el karting hasta las grandes categorías, en una progresión digna de cualquier programa de jóvenes pilotos. 

Más noticias sobre Project Cars 2:

Prueba videojuego Project Cars 2

Es esta última disciplina la que le da un valor competitivo extra al Project Cars 2. En esta ocasión se puede elegir una de las categorías (LMP1, LMP2 o GT) y competir con el resto en pista, como sucede en las 24 Horas de Le Mans y el resto de citas del FIA WEC. Esto crea un reto aún mayor, al tener que manejar con habilidad los doblajes si corres con los prototipos y a ser cuidadoso a la hora de ser doblado si lo haces con los GT. 

Un escenario de ensueño desde el salón de tu casa. Además, la buena hornada de coches históricos, como el Porsche 962C, el Jaguar XJR-9 o el Sauber C9 Mercedes-Benz harán las delicias de los más aficionados al mundo de la resistencia y a la clásica francesa de La Sarthe. 

Prueba videojuego Project Cars 2

Tu reputación online, clave 

Como vienen haciendo los últimos títulos de conducción publicados este 2017, Project Cars 2 incluye una licencia online de la que dependerá tu participación en los múltiples torneos de eSports que se organizarán. Así, valora dos aspectos: la deportividad y la competitividad. 

El primero penaliza las salidas de pista, los toques con los rivales o con los muros en las carreras online, con lo que tendrás una valoración U (indefinido, con la que se empieza), F, E, D, C, B, A o S (la máxima). 

En cuanto a tus resultados, estos conformarán el segundo valor de tu carnet, que podrá alcanzar la cifra 5.000. Todos los nuevos jugadores empiezan con 1.500 en su marcador (pero este valor puede descender). 

 

Project Cars 2, no obstante, ha presentado varios y graves problemas en su modo online desde que fuese publicado el 23 de septiembre, impidiendo a los jugadores disfrutar al 100% debido al intenso lag cuando algún nuevo jugador se une a la sesión y a diferentes fallos que o bloqueaban la partida o te sacaban de ella.

El pasado 11 de octubre, 20 días después del estreno, Slightly Mad Studios publicó un parche, denominado 2.0, que aseguraba arreglar, entre otras cosas, estos fallos. Pero el lag persiste y puede ser bastante desesperante en ocasiones. Además, la IA (oponentes que controla la máquina) es sumamente errática y puede crear por sí sola el caos en las primeras curvas.

Sensaciones cercanas a la realidad

Con toda la nueva hornada de videojuegos de este otoño (GT Sport, Forza Motorsport 7...), la etiqueta simulador se vende cara. Pero lo cierto es que Project Cars 2 acaricia esa denominación, gracias a unas respuestas de sus coches muy, muy cercanas a la realidad, elogiadas por pilotos de competición, y que exigirán a fondo a los jugadores.

Las animaciones en boxes, muy mejoradas respecto a su predecesor, ayudan a crear esa atmósfera de carrera real y el desgaste de los neumáticos, así como las virutas de goma que hasta ves saltar sobre el parabrisas cuando vas a rebufo de un rival, complementa el conjunto de sensaciones. 

Prueba videojuego Project Cars 2

Pirelli tiene parte de culpa, ya que ha trabajado intensamente con los creadores del videojuego para que el rendimiento de los neumáticos y su respuesta en diferentes condiciones y desgaste fuera lo más cercana a la realidad. 

Con todo ello, y a pesar de los errores que deberán ser subsanados en próximas actualizaciones, Project Cars 2 aumenta de nivel el segmento de videojuegos de conducción y sus circuitos mojados o nevados son una delicia para los sentidos. 

Fuente: Motorsport.com

Prueba videojuego Project Cars 2