La unidad de pruebas está desarrollada sobre la base de un 720S y equipa un asiento central para el conductor.

El nuevo miembro de la Serie Ultimate de McLaren se encuentra en fase de desarrollo y lleva por nombre el código interno BP23. El fabricante británico lo acaba de confirmar. Estas imágenes nos muestran un prototipo de pruebas, desarrollado sobre la base de un 720S que, esencialmente, se convertirá en el sucesor natural del hiperdeportivo McLaren P1.

El objetivo de este nuevo modelo, del que la firma británica afirma que dispondrá de una mecánica híbrida, es convertirse en el McLaren más rápido de todos los tiempos. Esta afirmación hay que condicionarla, según la marca, puesto que no será el más rápido en una vuelta a un circuito, sino que los criterios serán diferentes y comunicados a los medios a su debido tiempo.

Entre ellos, por ejemplo, se especula con valores como la velocidad punta que podría llegar a alcanzar o el registro en una maniobra de aceleración de 0 a 320 km/h y detener de nuevo el vehículo.

McLaren BP23 prototipo de pruebas
McLaren BP23 prototipo de pruebas

Como confirman estas imágenes, el prototipo camuflado del BP23 utiliza la base de un McLaren 720S. El diseño interior se ha reinterpretado para albergar solo un asiento, ubicado en posición central. De hecho, la marca ha confirmado que el modelo definitivo volverá a recrear la disposición de 1+2 asientos del legendario McLaren F1.

En el habitáculo, identificamos varios elementos heredados del 720S, incluida una instrumentación digital ubicada en una posición elevada, así como un salpicadero de corte minimalista, con una selección reducida de interruptores.

Tal y como podemos apreciar, McLaren está experimentando con cámaras digitales que harían las funciones de retrovisores exteriores. ¿El motivo? Este sistema no es legal en todo el mundo y, por ese motivo, el fabricante inglés solo dice que está 'considerando' incluir este dispositivo en el futuro modelo de producción.

Con una plaza fija dentro de las Ultimate Series, el BP23 será el sucesor natural del McLaren P1, un vehículo que también utiliza un sistema de propulsión híbrido, capaz de alcanzar unas prestaciones increíbles. Desarrolla una potencia total de 902 CV y es capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en 2,8 segundos.

McLaren BP23 prototipo de pruebas

Precisamente, las imágenes e información del McLaren BP23 se han dado a conocer coincidiendo con el quinto aniversario de la presentación mundial del P1, durante el salón de París de 2012; el modelo definitivo de producción se mostró en el salón de Ginebra de 2013.

McLaren mostró a comienzos de este año una recreación del nuevo coche y aseguró que el nuevo BP23 estaría en los concesionarios en 2019. Si te habías hecho a la idea de adquirir uno, olvídate, porque las 106 unidades que están previstas fabricarse, de inicio, ya están adjudicadas.

No creas que es una cifra elegida al azar: es el número exacto de los McLaren F1 vendidos. La firma británica calificó al nuevo modelo como un 'Hyper-GT' y ha prometido que será "el McLaren más potente y aerodinámico de todos los tiempos". En los próximos meses, seguro que os podremos ofrecer más datos sobre esta nueva 'bestia'.

Otras noticias relacionadas:

Forma parte de algo grande

McLaren BP23 prototipo de pruebas