El modelo de producción se situará entre el i3 y el i8.

Guste o no a los más puristas, la saga eléctrica iPerformance de BMW continuará creciendo durante los próximos años. Hace unos días, os contamos la actualización del i3 y, ahora, os mostramos el BMW i Vision Dynamics, que anticipa el tercer modelo de esta familia ecológica.   

El renovado BMW i3 2018:

Por dimensiones y concepción, el próximo i5 se situará entre el urbano y el deportivo i8. La cosa no quedará ahí, porque la firma alemana lanzará, hasta 2025, como mínimo, 25 modelos electrificados, 12 de ellos 100% eléctricos.  

Si nos fijamos en la gama actual de BMW, el i Vision Dynamics podría considerarse el Serie 4 Gran Coupé eléctrico. De hecho, la casa teutona lo describe de esta manera. No conocemos la potencia del motor, aunque sí sabemos que el coche marca una destacada aceleración de 0 a 100 km/h, en apenas 4,0 segundos. La velocidad máxima llega a 200 km/h, mientras que la batería otorga una autonomía máxima de 600 kilómetros.

Según Adrian van Hooydonk, vicerpresidente senior de diseño de BMW Group, "el BMW i Vision Dynamics combina la movilidad eléctrica con nuestros valores más importantes: dinamismo y elegancia. Estamos demostrando cómo la gama de productos y el diseño de BMW i Performance pueden evolucionar aún más". 

BMW i Vision Dynamics official image
 
BMW i Vision Dynamics official image
 
BMW i Vision Dynamics official image

BMW i Vision Dynamics, halo musculoso 

El diseño del prototipo destaca por sus cortos voladizos, su alargada batalla y la línea cupé. Se mire por donde se mire, el coche emana musculatura y deportividad. Desde luego, supone una excelente base para configurar los BMW del futuro, aquellos con capacidades de conducción autónoma

Por lo demás, cabe resaltar la futurista figura del doble riñón de la firma germana. Al ser un modelo eléctrico, no es necesario que estén abiertos para refrigerar el motor. También conviene destacar los faros y los pilotos, estilizados al máximo, así como las llantas de aleación, de grandes dimensiones. 

No conocemos el habitáculo, pero podemos asegurar que será luminoso, gracias al empleo de un techo panorámico, que se prolonga desde el parabrisas hasta la luneta trasera. Con él, los ocupantes disfrutarán de un relajado desplazamiento sin conductor... mientras esperan la llegada del i5 de producción. 

Más noticias de BMW en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

BMW i Vision Dynamics