Este concept car anticipa el diseño y la tecnología de un compacto eléctrico que llegará en 2019.

Mercedes-Benz sigue sumando novedades en el salón de Frankfurt 2017. Así, tras mostrarnos el nuevo y espectacular Mercedes-AMG Project One, un hiperdeportivo híbrido con más de 1.000 CV y una velocidad máxima de 350 km/h, ahora, llega el turno al nuevo integrante de la gama eléctrica EQ.

Su nombre es Mercedes-Benz EQA y, a todos los efectos, es un prototipo que adelanta la imagen y filosofía de un del futuro compacto eléctrico de la marca, que comenzará a fabricarse en Bremen, Alemania, a partir de 2019. Recordemos que, para 2022, la firma de la estrella pretende tener una gama compuesta por unos diez modelos EV.

Mercedes-Benz Concept EQA
Mercedes-Benz Concept EQA

A diferencia del concept car que presentó el año pasado en París, la carrocerías de tres puertas y 4,28 metros de longitud del EQA Concept cuenta con un diseño cercano al de un modelo de calle. Encuadrado dentro de la línea de diseño Sensual Purity de la marca, sus líneas resultan más redondeadas y fluidas que las de, por ejemplo, un Clase A… y están muy cercanas a la del modelo de producción.

Eso sí, a diferencia de lo que sucederá con el techo panorámico o las llantas de 20 pulgadas, es más que probable que la vanguardista parrilla frontal no esté presente en el modelo definitivo.

Una tecnología luminosa innovadora

Precisamente, en el frontal, todo el protagonismo recae en los faros adaptativos con tecnología de tipo láser, dotados de unas formas en espiral que imitan el trenzado de los cables de los motores eléctricos y que, además, emite pequeños destellos que imitan los impulsos eléctricos.

Mercedes-Benz Concept EQA

Mercedes EQA: con dos motores eléctricos

En el aparado técnico, el nuevo Mercedes-Benz EQA concept incorpora un motor eléctrico en cada eje, por lo que sus prestaciones son propias de un deportivo. Con 200 kW (equivalentes a 272 CV) y casi 500 Nm de par máximo, será capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 5,0 segundos.

También puede considerarse una declaración de intenciones el hecho de que incluya un control dinámico de la conducción con dos modos deportivos, que permiten modificar el reparto de par que llegan al eje delantero y trasero: Sport y Sport Plus.

Por autonomía, el Mercedes-Benz EQA es capaz de recorrer hasta 400 kilómetros entre recargas, gracias una batería de iones de litio de diseño modular, que cuenta con 60 kWh de capacidad y se puede recargar en un Wallbox, en una estación de recarga por inducción o bien en una poste de recarga rápida, en la que podría recuperar 100 kilómetros de autonomía tras 10 minutos de carga.

Si las especificaciones de este concept car son similares a las del modelo definitivo, sin duda, podría convertirse en uno de los coches eléctricos del momento... ¿no crees?

Mercedes-Benz Concept EQA

Mercedes-Benz, más información:

Forma parte de algo grande

Mercedes-Benz Concept EQA