La autonomía oficial del SUV ecológico podría rondar los 386 kilómetros, aunque no se sabe si bajo ciclo NEDC o EPA.

Este mes de agosto, Hyundai está teniendo unos días muy agitados, en lo que a pruebas de coches venideros se refiere. La semana pasada, cazamos rodando a los nuevos i40 CW y Santa Fe. Hoy, te traemos el KONA eléctrico, la futura versión ecológica del SUV urbano coreano. Lástima que todos estén camuflados...

Centrándonos en el pequeño todocamino, podemos prever que la parrilla delantera será cerrada y, también, que la zaga no lucirá una salida de escape como en las variantes de combustión, al no ser necesaria.    

Hyundai Kona EV Spy Shots

¿Ciclo NEDC o EPA?

El espejo camuflaje de la unidad fotografiada no nos deja conocer otros posibles cambios estéticos, aunque el resultado final no debería variar mucho del KONA de gasolina y turbodiésel. Esta circunstancia no debe tomarse como algo negativo, pues el SUV asiático ofrece unas líneas bastante atrevidas. Si el Toyota C-HR está triunfando con su estética futurista, ¿por qué no va a hacerlo este modelo? 

Nuestros compañeros de Motor1.com en Estados Unidos ya han divulgado datos interesantes de esta versión 'verde'. Un ejecutivo de la marca coreana aseguró que el modelo dispondría de una autonomía "superior a los 390 kilómetros". No sabemos si esa cifra se ha obtenido bajo el ciclo NEDC o a través de la evaluación EPA, más dura y con datos más realistas. En cualquier caso, es una distancia más que considerable.

En cuanto a la fecha de comercialización, se ha filtrado que el Hyundai KONA eléctrico podría llegar a los concesionarios en otoño de 2018 y emplearía una batería de 50 kWh. Lo que sí parece seguro es que la firma coreana añadirá variantes híbrida e híbrida enchufable a la gama, tal y como sucede en el IONIQ.  

Hyundai Kona EV Spy Shots

Entre 115 y 177 CV

Si nos fijamos en las versiones de combustión del KONA, Hyundai tiene puestas muchas esperanzas en este coche. En España, de inicio, la gama solo estará formada por dos motores de gasolina turboalimentados de la familia T-GDI. El de acceso será el tricilíndrico 1.0, de 120 CV, y por encima de él se situará un bloque tetracilíndrico, de 1,6 litros y 177 CV. El primero se asocia a una caja manual de seis velocidades, mientras que el segundo trabaja con la automática de doble embrague 7DCT, de siete marchas.  

Los propulsores turbodiésel no llegarán hasta 2018. Serán dos CRDi, ambos de 1,6 litros, con 115 y 136 CV. Cuando esté toda la familia al completo, veremos si, efectivamente, es un éxito comercial.  

Fuente: Automedia

Más novedades de Hyundai en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

Hyundai Kona eléctrico fotos espía