Sin duda, es uno de los modelos del fabricante británico más exclusivos... y sale a subasta.

La subasta Monterey Auction, que comienza hoy mismo, va a tener muchos protagonistas. Entre los más destacados, se situará el Aston Martin DB4GT, un ejemplar único del año 1959, por el que se podría pagar ocho millones de dólares, casi siete millones de euros, al cambio. ¡Qué barbaridad! 

Este deportivo único fue diseñado por Harold Beach y Ted Cutting, tras el lanzamiento del DB4 en París. El dúo se encargó de recortar cinco pulgadas (12,7 centímetros) la carrocería de un DB4 y producir este económico y divertido GT. El resultado fue el modelo protagonista de esta noticia, que debutó en marzo de 1959.  

El DB199, como llegó a ser conocido, cuenta con una batalla de 2.362 milímetros y está dotado del motor original, un seis cilindros en línea de 3,7 litros, que entrega unos respetables 283 CV. En el momento de su lanzamiento, el DB4GT era el deportivo más rápido de Gran Bretaña y debutó con victoria en Silverstone, con Sir Stirling Moss a los mandos.   

Aston Martin DB4GT 1959
Aston Martin DB4GT 1959

Fue del actor Rowan Atkinson

El cupé continuó sumando éxitos en competición con pilotos como John Wyer y en circuitos como Le Mans. De hecho, sumó muchos triunfos antes de ser transformado en un vehículo de prensa. En 1961, se puso a la venta por primera vez, proceso que se repitió en 1965. En los siguientes años, cambió de dueño en varias ocasiones, antes de experimentar una restauración en 1989. 

Después de este 'tratamiento de belleza', ese mismo año, el DB4GT apareció en el Festival de Aston Martin en Monterey y ganó su categoría en el Concours d´Elegance de Pebble Beach, también en 1989. Desde entonces, el coche ha tenido dos dueños, el actor Rowan Atkinson, conocido por el personaje Mr. Bean, y el actual.    

La unidad se conserva en muy buen estado y se pondrá hoy mismo a la venta en la subasta de RM Sotheby's en Monterey. Como ya hemos indicado, las estimaciones sugieren que el coche podría alcanzar un coste cercano a los siete millones de euros, convirtiéndose en uno de los modelos más caros en Pebble Beach este año.  

Fuente: RM Sotheby's

Otras noticias relacionadas en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

Aston Martin DB4GT 1959