La marca alemana ha anunciado su adiós a la categoría reina del Mundial de Resistencia para finales de 2017, para marcharse a la Fórmula E.

La marca de Weissach sigue los pasos de sus compatriotas de Mercedes-Benz al anunciar que se unirán a la Fórmula E para la sexta temporada 2019/2020.

"Entrar en la Fórmula E y lograr tener éxito en la categoría son las razones de nuestro programa de coches de calle Mission E"; dijo Michael Steiner, miembro de la directiva de Porsche. "La libertad de crecimiento tecnológico hace de la Fórmula E algo atractivo para nosotros". 

"Para nosotros, es un entorno competitivo para avanzar en el desarrollo de vehículos de altas prestaciones en áreas como el respeto al medioambiente, la eficiencia y la sostenibilidad". 

Ya hubo rumores que aseguraban que Porsche podría dejar su programa en el WEC, que está en su cuarta temporada, después de que varios miembros de la marca alemana asistieran al ePrix de Mónaco. 

El jefe del equipo de LMP1, Andreas Seidl, inicialmente negó tales informaciones de una salida inminente, pero admitió en las 6h de Nurburgring que el futuro de su equipo se desvelaría en el próximo mes.

Porsche abandonará la categoría LMP1

La decisión final de salir de la categoría un año después de que lo hiciera Audi, supone un varapalo para las aspiraciones del WEC, que en 2018 introducirá nuevos equipos LMP1, con nuevos chasis, pero privados, sin la tan costosa tecnología híbrida. 

"Crear un equipo para Le Mans desde cero fue un gran reto. Durante estos años hemos evolucionado y nos hemos convertido en un equipo exitoso y profesional. Esa será nuestra base para el futuro. Estoy seguro de que mantendremos el nivel en la Fórmula E", dijo el vicepresidente de Porsche LMP1, Fritz Enzinger. 

¿Toyota, en solitario? 

La salida de los alemanes deja a Toyota como único fabricante para 2018. La marca japonesa se enfrentaría a los varios equipos privados que se espera que entren para la próxima temporada en la categoría LMP1 no híbrida. 

Pero Motorsport.com cree que el plantel mayor de Toyota se reunirá la próxima semana para debatir sus planes, a pesar de haberse comprometido a estar en LMP1 hasta finales de 2019.

La decisión de Porsche llega después de que los organizadores del WEC, el ACO, anunciaran este año en Le Mans sus intenciones para 2020, cuando la normativa incluirá híbridos enchufables y aerodinámica móvil. 

Porsche se retira como ganador de las últimas 24 horas de Le Mans, por tercer año consecutivo, tras el desastre que sufrió Toyota a primera hora de la madrugada. Y podría marcharse como campeón del WEC si Brendon Hartley, Timo Bernhard y Earl Bamber mantienen los 30 puntos de ventaja que lograron tras las órdenes de equipo en Nurburgring. 

Fuente: Motorsport.com

Forma parte de algo grande