Para comenzar, un dato curioso: el emblema delantero es un 30% más delgado que el cabello humano.

En muchas ocasiones, los fabricantes de automóviles nos ponen los dientes largos con prototipos que luego, lamentablemente, se transforman en modelos de producción más convencionales. No es el caso de Aston Martin y su superdeportivo Valkyrie. En cierto modo, el coche, desarrollado junto con el departamento Red Bull Advanced Technologies, puede parecer la estrella de una película de ciencia ficción, pero es tan real como la vida misma.

Ya sabes que las entregas, con todas las unidades ya reservadas, se llevarán a cabo en 2019. Mientras tanto, el Valkyrie vuelve a copar la primera línea informativa, ya que las últimas fotos publicadas muestran el aspecto casi definitivo del modelo. La marca británica, a través de su director creativo de Diseño Exterior, Miles Nurnberger, ha explicado que el 95% del exterior será como lo ves en estas imágenes. Básicamente, las fotos que nutren este artículo muestran el coche que 150 afortunados poseerán en unos meses.   

El primer prototipo se mostró hace un año y, desde entonces, Aston Martin y Red Bull han estado perfeccionando el exterior, para maximizar la aerodinámica, conservando las líneas espectaculares. Un ejemplo son los faros delanteros, entre un 30 y un 40% más ligeros que los de cualquier deportivo de la marca británica a la venta en la actualidad.

Aston Martin Valkyrie casi definitivo
Aston Martin Valkyrie casi definitivo

Relación peso-potencia brutal

Para comprender el trabajo de la bajada de peso, hay que detenerse en el emblema delantero, diferente al de cualquier Aston Martin. Está fabricado a partir de un grabado químico de aluminio de 0,07 milímetros de espesor, por lo que es un 30% más delgado que un cabello humano y, al mismo tiempo, un 99,4% más ligero que el emblema convencional. 

El habitáculo, de corte minimalista, ha sido desarrollado en fibra de carbono por una razón: bajar el peso todo lo posible. ¿El resultado final? Una cifra en vacío estimada de 1.030 kilos, en un superdeportivo que podría rondar los 1.130 CV

Además de las 150 unidades homologadas para carretera, Aston Martin también va a fabricar 25 solo para circuitos de velocidad, que serán capaces de igualar el rendimiento de un LMP1.

Más noticias de Aston Martin en Motor1.com:

Forma parte de algo grande