La era de la combustión comienza a llegar a su fin.

Volvo ha comunicado que todos los coches que lance al mercado, a partir del año 2019, serán electrificados. Este anuncio marca "el final histórico de los vehículos de combustión interna" en la marca sueca y ayudará al fabricante a alcanzar su objetivo de vender un millón de unidades, de tipo ecológico, en 2025.   

La noticia no implica que cada nuevo Volvo sea 100% eléctrico. Más bien, que todas las primicias incluirán motores eléctricos. De esta forma, la gama la compondrán versiones EV, híbridas e híbridas enchufables. Según avance el tiempo, y vayan eliminándose modelos antiguos, no se venderá ningún Volvo sin un motor eléctrico debajo del capó.

Volvo XC60 2017, primera prueba

Cinco coches eléctricos entre 2019 y 2021

"La gente demanda cada vez más automóviles electrificados y queremos responder a estas necesidades de nuestros clientes", ha explicado Hakan Samuelsson, presidente y director ejecutivo de Volvo Cars. "Este anuncio marca el final del automóvil con motor de combustión en Volvo. Nuestro plan es vender un millón de unidades electrificadas en 2025 y estoy convencido de que lo vamos a conseguir". 

La multinacional nórdica también reveló que planea lanzar cinco modelos totalmente eléctricos entre 2019 y 2021, tres de la firma Volvo y dos de Polestar. Recuerda que esta última compañía dejará de ser una especialista en preparaciones de Volvo, para convertirse en una marca propia de alto rendimiento. 

Volvo Cars cree que esta decisión es una de las más importantes que ha tomado un fabricante de automóviles desde hace muchos años. "Más de un siglo después de la invención de la combustión interna, la electrificación está allanando el camino para un nuevo capítulo en la historia del automóvil". 

Volvo XC60 2017

Los herederos de los T8 Twin Engine

Recuerda que los clientes de Volvo no tienen que esperar hasta 2019 para comprar un vehículo electrificado. Hoy en día, la firma sueca comercializa varios modelos (XC60, XC90, S90 y V90) asociados a la variante híbrida enchufable T8 Twin Engine.

Este sistema de propulsión combina un motor de gasolina turboalimentado y sobrealimentado, de 2,0 litros, con un propulsor eléctrico. La autonomía sin emisiones contaminantes ronda los 50 kilómetros, mientras que la general aumenta considerablemente, gracias a la mecánica de combustión. Estos modelos son los que menos consumen, registran menos emisiones y pagan menos impuestos de sus respectivas gamas.  

Más novedades de Volvo en Motor1.com:

 

Forma parte de algo grande