El actualizado 3008DKR, que ya ha realizado varios test en Marruecos, presenta una mayor anchura y una actualizada suspensión. Con él y con Carlos Sainz en sus filas, la marca gala intentará lograr el tercer Dakar consecutivo.

Peugeot renueva su 3008DKR con la vista puesta en lograr su tercer Dakar consecutivo. Para conseguirlo, los franceses llevan varios meses realizando test en el desierto de Marruecos, principalmente, y estrenarán su nuevo buggy en el Rally de la Seda (Silk Way Rally), el próximo 7 de julio.

El 3008DKR Maxi, denominación que deja claras las mejoras que ha implementado Peugeot en el vehículo, tiene una anchura mayor, gracias al aumento del ancho de vías. En concreto, son 10 centímetros en cada lado, para un total de 20 extra.

Peugeot 3008DKR Maxi

Los brazos de las suspensiones son completamente nuevos, así como los ejes de la transmisión. La idea es mejorar la estabilidad y la dinámica del coche, que no podrá disputar ninguna prueba del Mundial FIA Cross Country por exceder la anchura máxima permitida por el organismo internacional.

Por ello, Peugeot ha decidido utilizar el Silk Way Rally, del 7 al 22 de julio, como banco de pruebas para una de sus nuevas unidades, que será pilotada por Sebastien Loeb, segundo en el pasado Dakar 2017, y que participa por segunda vez en el rally ruso-chino-kazajo.

Sainz, pieza clave

Carlos Sainz ha sido una pieza clave en los últimos meses para desarrollar el nuevo Peugeot 3008DKR Maxi en los diferentes test realizados. Lamentablemente, no estará en el Rally de la Seda el próximo mes de julio, como ya confirmó Peugeot hace meses. Lo que sí ha quedado claro es que el español formará parte del equipo para el Dakar del regreso a Perú, desde el 6 de enero.

"El nuevo Peugeot 3008DKR Maxi va bien en los test y mejora notablemente, respecto a la anterior versión; creo que hemos dado varios pasos hacia delante. El cambio principal es una mayor anchura, lo que nos permitirá apretar más en las curvas y el coche se sienta más estable y rápido en carreteras de grava dura", asegura Sainz. 

"Tan pronto como cruzamos la rampa de meta del Dakar, empezamos a trabajar en la nueva generación del coche. Solo hay una cosa más complicada que ganar: volver a ganar", asegura Bruno Famin, director de Peugeot Sport. "La última evolución del coche mejora la estabilidad y el rendimiento. Los datos que recojamos en el Silk Way Rally, en plena competición con Loeb, nos ayudarán a definir la especificación para el Dakar 2018".

"Creo que el coche es mucho más estable ahora, que es más ancho y, además, al conducirlo va un poco diferente. En las partes técnicas y estrechas implica que sea más incómodo, pero en términos de estabilidad y conducción es un paso hacia delante", reconoce, por su parte, Sebastien Loeb, nueve veces campeón del WRC.

"El coche tiene menos tendencia a volcar con la actual suspensión, por lo que te da más confianza para atacar y ponerte de lado. Creo que el punto fuerte es su comportamiento fuera de pista. Quizás no será tan ágil en pistas rápidas, eso es un territorio para los 4x4, pero la ventaja estará sobre todo en las dunas".

Otras noticias de Peugeot en Motor1.com:

Fuente: Motorsport.com

Forma parte de algo grande