El piloto norteamericano ha tenido la oportunidad de experimentar qué se siente al dar una vuelta al trazado de La Sarthe.

El Ford GT no ha podido repetir la victoria cosechada en su categoría en las 24 Horas de Le Mans de 2016, sin embargo, se ha tenido que conformar con una segunda posición, un magnífico resultado para el equipo. No sabemos si ha influido para bien o para mal, pero la verdad es que momentos antes de comenzar la carrera, el piloto norteamericano Ken Block pudo dar una vuelta al circuito de La Sarthe a bordo de un Ford GT de preserve, pintado en un impresionante color amarillo.

Ken Block con el Ford GT en Le Mans

El Ford GT impresiona a Ken Block

"Ha sido una experiencia bastante sorprendente el poder conducir el Ford GT en el circuito de Le Mans, rodando solo en pista", escribió Block en Facebook.

Al tratarse de una unidad de pruebas, Ford no quiso que Block llevara al límite al vehículo. Sin embargo, el piloto, famoso por sus Gymkhanas, no pudo evitar derrapar ligeramente en alguna curva, incluso alcanzar una velocidad punta de 258 km/h en una de las rectas del circuito.

Ken Block con el Ford GT en Le Mans

En cualquier caso, Ford seguirá con la gira de presentación de su nuevo deportivo. La próxima parada será el Festival of Speed de Goodwood, entre el 29 de junio y el 2 de julio. Los pilotos Andy Priaulx y Harry Tincknell, del equipo Chip GAnassi Racing, serán los encargados de conducir el vehículo hasta la famosa colina. Otro vehículo como el Ford Mustang GT4 carreras cliente también estará presente en la cita inglesa. Por otra parte, el piloto Vaughn Gittin Jr. participará con su Mustang RTR en el primer campeonato de drifting Hillwood de Goodwood. 

Ken Block con el Ford GT en Le Mans

La firma del óvalo acaba de empezar a entregar el nuevo GT a sus afortunados propietarios. Ford ha limitado la producción del vehículo a 250 unidades al año. Un aspecto que debería convertir al deportivo norteamericano en un codiciado objetivo en las próximas subastas de vehículos de segunda mano.

Por otra parte, gracias al paquete opcional Competition Series, el GT se convierte en un vehículo más exclusivo gracias a una cubierta del motor más ligera y a las llantas realizadas con fibra de carbono. Además, estéticamente, añade elementos llamativos como una franja longitudinal sobre el capó en fibra de carbono, así como la cubierta de los retrovisores, el pilar A y las taloneras, recubiertos con el mismo material.

Otras noticias sobre Ford:

 

Forma parte de algo grande