El proyecto es asombroso, aunque parece que será difícil llevarlo a la realidad.

Skoda destaca más por la sobriedad y la óptima relación entre calidad y precio de su gama de producto que por disponer de modelos espectaculares a nivel estético. Si hablamos del modelo más pequeño de la familia, el Citigo, primo del Volkswagen up! y del SEAT Mii, destacarlo por encima del resto resulta una tarea complicada. Sin embargo, el fabricante checo ha querido potenciar la imagen de su modelo urbano y ha encargado un proyecto a 22 alumnos de la escuela de formación de Skoda. ¿La misión? Desarrollar un Citigo mucho más atractivo.

Skoda Element concept car buggy eléctrico

El resultado final es el que estás viendo en las imágenes. Recibe el nombre de Element y su carrocería se transforma en la de un atractivo buggy, que abandona el motor de combustión para adoptar un sistema de propulsión híbrido. De momento, desconocemos los datos de potencia o velocidad máxima del ejercicio de diseño checo. Sin embargo, sí que sabemos que se han empleado más de 1.500 horas de trabajo en eliminar el techo, prescindir de los asientos traseros, reconocer la tapa del maletero e implementar el motor eléctrico junto con la batería. La vista lateral del vehículo ha sufrido importantes cambios y luce una figura totalmente diferente a la del Citigo.

Skoda Element concept car buggy eléctrico

Skoda Element, un Citigo al descubierto

En esencia, el Element es el segundo proyecto eléctrico de Skoda, después del conocido Vision E, presentado el pasado mes de abril en el salón de Shanghai. Mientras que éste último tiene muchas papeletas para terminar siendo un modelo de producción, el pequeño Element es muy probable que perdure en el tiempo, como un simple ejercicio de estilo. 

Skoda Element concept car buggy eléctrico

Una propuesta loable, por parte de Skoda. Sin embargo, otra alternativa para hacer la imagen de Skoda, todavía más atractiva, pasaría por desarrollar versiones de alto rendimiento. Una saga de modelos, reconocidos por las siglas RS, que en el pasado ha tenido ilustres representantes, desde el Fabia, hasta el Octavia. De la oferta actual del fabricante checo, se ha especulado con la posibilidad de un Kodiaq RS, el todocamino de siete plazas de la marca. Sin embargo, lo más probable es que la berlina de representación, el Skoda Superb, disponga de esta versión deportiva, superando al actual 2.0 TSI con 280 CV, cambio automático DSG de 6 velocidades y tracción integral.

Otras noticias sobre Skoda:

  

Forma parte de algo grande