La compañía americana utilizará la carrera para ultimar los detalles de puesta a punto del Faraday Future FF91 definitivo.

Pese a estar atravesando dificultades financieras, Faraday se ha propuesto completar la subida a Pikes Peak,  conocida como el "ascenso a las nubes". Y para conseguirlo este fabricante americano con capital chino, cuenta con su novedoso FF 91

¿El objetivo de la compañía con esta participación? Oficialmente recabar información para ultimar los detalles de puesta a punto de este eléctrico de 5,25 metros de largo, antes de su comercialización en 2018. Sin embargo, estamos casi seguros de que batir el récord de 11'48" que marcó Tesla Model S, es el propósito no oficial de esta aventura. 

En el cualquier caso el FF 91, que al ser un prototipo competirá en la categoría Exhibition Class, cuenta con un software y un hardware prácticamente idéntico al del modelo definitivo, aunque con mínimas modificaciones para adaptarlo a la carrera. 

Al volante, se sentará Robin Shute, uno de los ingenieros encargados de su puesta a punto... y el responsable de demostrar que este coche cumple lo que promete. Y las expectativas son enormes, teniendo en cuenta que el Faraday Future FF 91 declara 1.065 CV de potencia y una increíble aceleración de 0 a 100 km/h de tan solo 2,39 segundos. 

Por otro lado, la batería de iones de litio ofrece130 kWh de capacidad (un 30% más que las de un Tesla Model S) y contará con una autonomía de 700 kilómetros entre cargas. O lo que es lo mismo, el eléctrico con más autonomía del planeta.

En cualquier caso con un recorrido de 20 kilómetros, 156 giros, un desnivel medio del 7% y caídas cercanas a los 1.000 metros de altura, la 95ª edición de las Pikes Peak International Hill Climb, serán el juez que muestre de lo que es capaz este coche eléctrico. 

Faraday Future FF 91
Faraday Future FF 91
Faraday Future FF 91

También te puede interesar:

Forma parte de algo grande

Faraday Future FF 91