El Vaticano quiere ser el primer país que no genera emisiones contaminantes.

Todo el mundo sabe que, a priori, el Papa Francisco lleva una vida austera. En lugar de moverse con vehículos de lujo, prefiere hacerlo en un Renault 4 o en un Fiat 500L. Ahora, Su Santidad estrena un vehículo totalmente respetuoso con el medio ambiente, el Opel Ampera-e. Un modelo ideal para el objetivo que se ha marcado El Vaticano: ser el primer país libre de emisiones de dióxido de carbono (CO2). 

Al respecto, Karl-Thomas Neumann, CEO de Opel, afirmó: "Estamos orgullosos de contribuir a los ambiciosos propósitos de El Vaticano. Sin duda, nuestro Ampera-e hace factible la movilidad eléctrica en un uso cotidiano".

El eléctrico alemán contamina mucho menos que el Renault 4 de 1984 del Papa. Este clásico, que suma más de 300.000 kilómetros, se lo regaló un sacerdote italiano en 2013. Años antes, Francisco había empleado uno cuando residía en Argentina. En cierto, en un país como El Vaticano, de tan solo 44 hectáreas, el Papa no necesita un gran vehículo para moverse por él.  

Opel Ampera-e 2017
Opel Ampera-e 2017

204 CV... y 520 kilómetros sin recargar 

El Opel Ampera-e es la versión europea del Chevrolet Bolt. Cuando llegue al mercado español, tendrá la vitola de ser uno de los eléctricos más interesantes de adquirir, gracias a la fantástica combinación entre prestaciones y autonomía. Según el ciclo NEDC, homologa 520 kilómetros con una sola carga. Por su parte, el motor genera 204 CV y 360 Nm. Estas cifras le permiten completar la aceleración de 0 a 100 km/h en solo 7,3 segundos. ¿Alguien da mas? 

La comercialización del vehículo ya se inició en Noruega. Los próximos países que lo recibirán serán Alemania, Holanda, Francia y Suiza. En España tendremos que esperar aún más, debido a nuestro bajo desarrollo en infraestructuras eléctricas. ¿Cuándo nos pondremos las pilas en este tema?...

Otras noticias curiosas en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

Opel Ampera-e 2017