El Volkswagen Polo 2018 se presentará en Frankfurt, aunque su versión GTI llegará más adelante.

El nuevo Volkswagen Polo 2018 se presentará a finales año y, al parecer, la versión deportiva GTI incorporará un motor turboalimentado de gasolina con 2,0 litros y 200 CV.

La incorporación de esta mecánica supondría un aumento de cilindrada respecto a la del actual Volkswagen Polo GTI, equipado con una de 1,8 litros, de cuatro cilindros, con turbocompresor y 192 CV de potencia y 320 Nm de par máximo. Como es de esperar, con el nuevo motor también se incrementaría la cifra de par máximo. 

Que el Volkswagen Polo GTI 2018 equipe un motor más grande significa que seguiría un enfoque totalmente opuesto al de su gran rival, el Ford Fiesta ST, que recientemente ha sustituido su propulsor 1.6 turboalimentado de cuatro cilindros, por una mecánica de 1,5 litros y tres cilindros. Pese a ello, este Ford no ha perdido prestaciones, ya que ofrece 200 CV de potencia y 290 Nm de par máximo.

El nuevo Volkswagen Polo 2018 estará desarrollado a partir de la plataforma MQB A0, estrenada por el SEAT Ibiza. Y eso es una buena noticia, ya que, tal y como sucede en el utilitario español, el Volkswagen Polo 2018 ofrecerá un interior más amplio y, a la vez, será más ligero. Por supuesto, esta circunstancia podría ayudar a reducir el sobrepeso que supone llevar un motor de 2,0 litros bajo el capó. 

Volkswagen Polo 2018

En lo que al diseño respecta, ya han surgido fotos espía que desvelan, prácticamente al detalle, cómo será el futuro utilitario de Volkswagen. Como suele ser habitual en la marca alemana, su diseño no es revolucionario, sino una evolución del de su antecesor. Entre las principales novedades destacan la parrilla, unos grupos ópticos delanteros más estilizados y unos pilotos traseros más amplios. 

También se espera que, en el interior, incorpore la instrumentación Volkswagen Digital Cockpit de 12,3 pulgadas, que ya emplea, por ejemplo, el Volkswagen Passat y cada nuevo modelo de Audi.

En lo que a la gama de motores respecta, en un primer momento, será algo más limitada que la del modelo actual, aunque eso no significa que no cuente con interesantes novedades, como un sistema de propulsión híbrido. Además, se espera que la mayoría de los motores estén disponibles, en opción, asociados a la transmisión automática de doble embrague DSG, con 6 o 7 velocidades, en función de la versión. 

Por lo demás, todo apunta a que conoceremos la versión definitiva del Volkswagen Polo 2018 en el salón de Frankfurt, aunque la versión GTI llegará algo más adelante, junto a un derivado SUV.

Fuente: Motor1.com

Volkswagen: más información en Motor1.com

Forma parte de algo grande