El piloto catalán garantiza carreras muy económicas...

Imagínate que vas a coger un taxi... y aparece Nani Roma con un Toyota GT86 2017. Ten seguro que la carrera será muy corta, porque el catalán te llevará a toda velocidad al destino elegido. Para los más incrédulos, aquí tienes el vídeo que demuestra las dotes del ganador del Dakar en motos y coches, a los mandos del deportivo japonés.

Obviamente, el cupé nipón se presta a "cruzadas" antológicas, ya que toda la fuerza mecánica se envía exclusivamente al eje trasero. El motor de gasolina del GT86, de aspiración atmosférica, tiene arquitectura bóxer, cubica 2,0 litros y desarrolla 200 CV a 7.000 rpm y 205 Nm a partir de las 6.400 vueltas.

Nani Roma Toyota GT86 2017

Toyota GT86 2017, un "juguete" adictivo 

Seguro que Roma activó en más de una ocasión el modo Track del control electrónico de estabilidad, que permite "jugar" más con el vehículo, debido a la mayor permisibilidad de las ayudas electrónicas. Posiblemente, también comprobó si, de verdad, la aceleración de 0 a 100 km/h se completa en solo 7,6 segundos. 

El modelo de Toyota, primo del Subaru BRZ, puede elegirse con un cambio manual o con una transmisión automática con convertidor de par, ambos con 6 velocidades. Entre las diferencias estéticas con su predecesor, hay que citar los faros con tecnología de tipo LED, los paragolpes y el alerón trasero rediseñados, así como nuevos juegos de llantas de aleación.

Nani Roma Toyota GT86 2017

En el habitáculo, se estrenan la instrumentación, formada por una pantalla digital en color de 4,2 pulgadas, y los tapizados, incluyendo uno opcional que combina piel y Alcantara.

Si quieres emular a Nani Roma (en un circuito, claro), deberás desembolsar 32.900 euros como mínimo. Esa es la tarifa por la versión manual. Si prefieres la comodidad del cambio automático, el gasto sube a 34.990 euros. La diversión la tendrás más que garantizada, como la que provee el de Folgarolas a sus copilotos.

Más noticias de Toyota en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

Nani Roma, taxista con un Toyota GT86 2017