En los dos primeros meses, la fabricación subió un 0,1%.

Parece que, este año, el volumen de producción de coches en España no va a variar demasiado, respecto a las cifras registradas en 2016. Así queda demostrado una vez vistas las unidades ensambladas en los dos primeros meses del año, según datos de ANFAC.

De este modo, en febrero, se produjeron 275.970 unidades en las fábricas españolas, un 1,25% menos al compararlo con el mismo mes de 2016. Este porcentaje ligeramente negativo se debió, principalmente, a que el mes tuvo un día laboral menos. Si sumamos los registros de enero, la producción total alcanzó 498.365 unidades, un ligero crecimiento del 0,1%.

¿Por qué no debemos esperar grandes aumentos de producción? Principalmente, porque en los principales mercados de destino de los coches españoles, Alemania, Francia y Reino Unido, tan solo se mantienen las ventas y, en algunos, incluso han caído.

SEAT Ibiza 2016

Suben las exportaciones

En cuanto al nivel de exportaciones, en enero y febrero, el porcentaje se incrementó un 3,3%, llegando a 420.350 vehículos. Si solo contemplamos el segundo mes del año, el porcentaje de ascenso se quedó en un 1,5%, frente al mismo intervalo de 2016.

Por si no lo sabías, España ocupa el segundo puesto en Europa y el octavo en todo el mundo como fabricante de vehículos. Es más, esta labor supone cerca de un 10% de nuestro PIB (Producto Interior Bruto) y genera alrededor de 2 millones de empleos, tanto directos como indirectos.

Los principales centros de producción en España pertenecen al Grupo PSA (Vigo, Madrid y recientemente Figueruelas), Ford (Valencia), Renault (Valladolid y Palencia), Volkswagen (Navarra), SEAT (Martorell), Nissan (Barcelona) y Mercedes-Benz (Vitoria).

Algunos de los coches "made in Spain" son superventas como el SEAT Ibiza, el Renault Mégane, el Volkswagen Polo o el Citroën C4 Picasso.   

Otras informaciones en Motor1.com:

Forma parte de algo grande