A principios del siglo XX, Harley-Davidson comenzó a producir motocicletas, pero una leyenda no se forja si no es con hombres duros como Bill Johnson a su alrededor.

En Estados Unidos, febrero en un mes marcado por la historia afroamericana. Aunque han pasado ya unas semanas, sigue siendo el momento perfecto para repasar la vida del legendario William "Wild Bill" Johnson, piloto de los primeros tiempos de Harley-Davidson y también el primer afroamericano que abrió concesionario oficial de la marca de Milwakee.

Bill Johnson

Los datos de la época son confusos, pero se cree que Wild Bill también se convirtió en la década de 1920 en el primer piloto de raza negra en ser miembro de la AMA (American Motorcycle Association), en un tiempo en el que la institución estaba exclusivamente reservada a blancos.

Como empresario, sí fue con seguridad el primer afroamericano en regentar un concesionario oficial de Harley-Davidson. Nació en 1890 y falleció en 1985; condujo motos de Harley-Davidson hasta la edad de 82 años y estuvo al frente de su negocio hasta el último día de su vida.

Bill Johnson

Los detalles de su historia, así como las imágenes, han salido de los periódicos de pequeñas poblaciones de Nueva York y Nueva Inglaterra, donde Wild Bill se ganó su fama entonces como piloto de carreras en ascenso, es decir, lo que actualmente se denomina “hill climbing”.

Estas publicaciones no tienen digitalizado su archivo; las fechas pueden no ser exactas y por eso nos disculpamos por adelantado.

La historia comienza cuando el Club de Motociclismo Crotona quería organizar una carrera de la AMA en Somers (N.Y.) donde Johnson vivía y regentaba una tienda. El dueño del terreno donde se iba a desarrollar la prueba puso como condición para cederlo que Johnson pudiera tomar parte en la carrera, pero ahí se encontraron con el primer problema.

Bill Johnson

Según se cuenta, para obtener la licencia AMA o competir en alguno de sus eventos, si no eras de raza blanca sólo se admitía a nativos indios americanos, pero de alguna manera, Johnson consiguió inscribirse y hacerse con la victoria.

Desafortunadamente, no se conservan fotografías de Johnson en aquella carrera; tampoco de sus rivales. De hecho, la imagen que abre este artículo es la única que existe de Johnson subido en una motocicleta.

Después de investigar un poco, nos sorprendió saber de la cantidad de carreras de hill climbing que se habían disputado en la zona antes de comenzar la II Guerra Mundial. Sin duda, las carreras constituían uno de los mejores entretenimientos en la época, organizándose competiciones en cualquier sitio donde hubiera espacio suficiente para ello.

La mayoría de imágenes que se encuentran en Internet no identifican pilotos, lugares o fechas, pero desafortunadamente es lo habitual sobre esta vibrante época.

Bill Johnson

William compitió en carreras en cuesta hasta el comienzo de la II Guerra Mundial. Después regentó con éxito un concesionario oficial de Harley-Davidson hasta la década de 1980. Solo dejó de montar en moto a los 82 años de edad, cuando una caída le dejó secuelas en los brazos.

Falleció a la edad de 95 años y se dice que la muerte le sobrevino en su propia tienda. Había pasado la mayor parte de su vida en aquel local, así que quizá aquella fue la mejor forma de poner el broche final a su intensa vida. La revista oficial de la AMA le dedicó un completo obituario en 1995 al que puedes tener acceso pulsando aquí.

En la reciente miniserie de televisión “Harley y los Davidsons”, existe un personaje que evoca a Wild Bill Johnson, pero aparece como piloto de flat track y no de carreras en cuesta. El personaje parece más bien una amalgama de Bill Johnson y otro piloto posterior, también de raza negra, llamado Leroy “Buster” Payne.

Buster también superó las barreras raciales de la época siendo el primer piloto afroamericano del AMA Grand National Flat Track/Road Racing, pero no ocurrió hasta 1952. Hasta mediados de la década de los 50 los pilotos afroamericanos eran casi forajidos que competían en carreras pirata al margen de los eventos sancionados por la AMA.

Más noticias de motos en Motor1.com:

Forma parte de algo grande